Kathlyn Arvior - Hermana del Segundo Aliento


Kathlyn es otro personaje más o menos típico dentro de la propuesta de D&D 5e. Se trata de una bruja tiflin (con la subclase Infernal). El punto más o menos diferente es que el trasfondo elegido es el de Viajera de tierras lejanas, pero estas tierras lejanas son... el infierno.

Aquí voy a jugar con el desconocimiento de la jugadora con respecto a D&D en general y a la teoría planaria de los Reinos Olvidados en particular. El "infierno" es para ella el lugar del que procede su personaje tiflin, y alguien de allí (¿su padre quizá?) la ha enviado para recabar información o algo así. Ya veremos más adelante que muy poco de esto es del todo cierto.

Durante los primeros compases de la sesión, Kathlyn se topó con Khalo Rho, sentada en la puerta de la posada, y la convenció para acudir juntas a la taberna. ¿Por qué? Ni idea. Pero las jugadoras son hermanas, así que tendremos que acostumbrarnos a ese tándem.

Convertir la miniatura de un elfo warhammero en la de un tiflin, pintarla con cierta destreza... y hacerle un asco de foto.

La nota que entregué a la jugadora ya parece estar en contra de su trasfondo infernal. Se habla de un padre, junto al que el personaje recorría (¿se sobreentiende que más joven?) el Camino del Comercio. 

En cualquier caso, la nota es de Khalid, un famoso personaje de la primera entrega del videojuego Baldur's Gate (al comienzo de la segunda ha fallecido poco antes). En mis Reinos, Jaheira, su esposa, ha logrado resucitarlo y vuelven a estar juntos. Quizá, incluso, se han resucitado el uno al otro varias veces, lo cual podría explicar que sigan vivos (y relativamente jóvenes) un siglo después de lo narrado en los videojuegos. Khalid aparece en Heroes of Baldur's Gate, que pienso usar para complementar y dar profundidad a las tramas planeadas en los otros módulos.

Por otro lado, Khalid quiere que se reúnan en Elturel, lo cual apunta directamente al segundo tramo de la aventura (después de Verdísimo) y a Baldur's Gate: Descent into Avernus.

Saludos,
El día en que nos conocimos, junto al Camino del Comercio, mientras tu padre se deshacía en halagos hacia este "famoso guerrero de la Costa de la Espada", según sus palabras, yo me fijaba en ti. Mantenías silencio, quizá asustada todavía por aquellos grandes trasgos que habían caído bajo el filo de mi espada, quizá azorada por mi presencia. Pero aún así, vi en tus ojos cierta fiereza. Y esa energía puede ser ahora de vital importancia. ¿Podrías reunirte conmigo en Elturel antes del Festival de la Cosecha?
Con la esperanza de no estar equivocado se despide,

Khalid. 

Sombra Oscura - Hermana del Segundo Aliento


El siguiente personaje de este grupo dentro de la campaña es Sombra Oscura, una tabaxi (con aspecto de pantera, en lugar del guepardo "oficial") pícara (con el arquetipo Fantasma).

Este personaje quizá no sea tan original como Khalo Rho y el Ladrillo, incluida una personalidad un tanto cleptómana y bastante amante de la fiesta. Pero, y esto es lo importante, sí era original para la jugadora, que suele llevar a personajes más dados al sacrificio y el altruismo.

En cualquier caso, Sombra Oscura rondó un rato por la posada y la taberna, y en este último lugar se aproximó a un tabaxi que estaba allí con su cuenco de leche. Poco más pudo hacer, antes de que toda la actividad habitual de Verdísimo se rompiera en pedazos.

Esta vez ha quedado un poco más enfocada.

La nota entregada a la jugadora es la más relacionada con Tyranny of Dragons -pues de ahí la he tomado directamente-, ya que se nombra al Culto del Dragón. Este personaje era por tanto el único que podría saber a quién se enfrentan en Verdísimo. Al mismo tiempo, aunque el padre ya ha fallecido (o eso se desprende de la misiva) esto puede ser fuente de contactos e intrigas posteriores.

Mi vástago,
He estado enfermo durante decanas, aunque nada te he dicho, pues nada puede hacerse... ni quisiera que se hiciese. Ahora estoy ya demasiado débil hasta para escribir, y si esta nota te alcanza es gracias a Eadyan, a quien le dicto desde mi lecho. Para cuando esta misiva te alcance, es probable que ya haya dejado el mundo material. A dónde iré, me temo que lo sé bien. Tú me tienes por una buena persona, o eso creo, pero no siempre fue así.
Hubo un tiempo, antes de tu nacimiento, en que me vi envuelto en las operaciones de un siniestro grupo: ni más ni menos que el Culto del Dragón. Nunca agredí ni hice daño a nadie, pues mi papel no era otro que pasar mercancías de contrabando a través de la frontera de Elturgardia. Pero la culpa me acosa. Ahora, tan cerca del final, me gustaría poder contrarrestar mis fechorías luchando contra el Culto.
De estar aquí, quizá trataras de convencerme de que eso son cosas del pasado que deben olvidarse, y de que el Culto del Dragón fue vencido hace años... Pero los cauces antiguos aún funcionan, y me ha llegado información de que sus esfuerzos parecen estar centrándose aquí, en la pequeña Verdísimo. Ven pronto, y hazme el favor de enmendar los errores de mi pasado.
Tu padre que te quiere.

El Ladrillo - Hermano del Segundo Aliento


El segundo personaje que presentamos para esta parte de la campaña tiene también una vida anterior. Una vida que quizá sería mejor olvidar, o al menos ignorar (como le pasa a Khalo Rho). Se trata del Ladrillo, un gnomo de las rocas, paladín de la Venganza (seguidor de Assuran, más conocido como Hoar).

El jugador que creó a este PJ fue el único que me hizo caso (más o menos) cuando les dije que crearan personajes oriundos de Verdísimo o con una razón para estar allí. Al parecer, pasó un tiempo en ese lugar (y en algunos otros, habida cuenta de sus varios nombres). Se trata de un trasfondo poco habitual para un paladín, que con el paso de las sesiones (ya llevamos seis en el momento en que escribo esto) se ha ido hilvanando con algunos detalles de la campaña.

El Ladrillo acudió en primer lugar a la herrería, pues su cota de malla necesitaba algunas reparaciones (esto se lo sacó de la manga el propio jugador). El enano a cargo del comercio, Fargrim, le reconoció con cierta dificultad, y se mostró bien dispuesto a realizar la tarea, ya que estaba algo cansado de herraduras y simples herramientas. Obviamente, la armadura se quedaría allí hasta el día siguiente (algo que tanto el Ladrillo como el jugador lamentarían no mucho después). Después de esto, el paladín acudió al templo de Chauntea.

Otra imagen tirada con el móvil, como es lógico.

En cuanto a la nota que le entregué al jugador, era una de las opciones que más cuadraban con el personaje, y además una que ya tenía preparada en la propia Tyranny of Dragons. Ontharr Frume es un personaje que el grupo encontraría más adelante, en Elturel, y que enlaza al Ladrillo con la Orden del Guantelete.

Estimado amigo.
Ahora que el peso de los años se muestra excesivo para mí, ahora que el arzón de la silla parece cada día más alto, debo ser humilde y aceptar que ni mi brazo ni mi vista pueden llegar a todas partes.
Nos han llegado informes de ataques a granjas aisladas en la zona meridional de Elturgardia, pero no creo que un grupo de caballeros, tan briosos y tan inexpertos como un corcel en su primera batalla, sean la herramienta adecuada para esta investigación.
No ha mucho que nuestras vidas se cruzaron, pero te considero mucho más que mi mejor alumno. ¿Podrías acudir a la zona y echar un vistazo? Quizá la aldea de Verdísimo sea una buena base de operaciones para tus pesquisas.
Que Assuran te guíe bien, igual que Torm me muestra a mí el camino.
Ontharr Frume, Caballero del Guantelete.