Mekania no parecía desde la distancia una ciudad que pudiera competir con las grandes metrópolis de Lüreon. No contaba con la gloria histórica de Videços, ni convivían en ella tantas culturas como en Canalburgo; no poseía la monumentalidad de su vecina Antagis, y ni siquiera la ceñía muralla alguna. Para su defensa, los mecanienses confiaban en lo escarpado del promontorio sobre el que, en tiempos remotos, los primeros alanos habían decidido fundar Lôj Megäniya, el Cerro del Pino Negro.
Sonata de Mekania, novela en construcción

Los Diarios Salvajes: sesión 3


Otra de vídeos. Sigo liado con otros asuntos, lo que me obliga a trabajar en oleadas, cambiando de actividad cuando alcanzo ciertos puntos de inflexión que tengo marcados. Una de las cosas que van avanzando a buen ritmo es la preparación de una versión del Sistema del Dodecaedro más pulida, un proceso que se ve reflejado en la sección de descargas del blog. Lo último ha sido actualizar el capítulo dedicado a la herbología y la alquimia, que pueden leer aquí.

Por lo que respecta a la tercera entrega, en dos partes, de nuestro canal de rol, los Cayados de Levante (que se habían infiltrado en el subterráneo bajo el almacén del padre Chacal en busca de los Nacidos de la Plaga) en esta sesión se enfrentan a los diferentes guardias del complejo: unas gárgolas por un lado, y por el otro unos hienántropos, liderados por un Inspirado de Diqtu.




No hay comentarios:

Publicar un comentario