Mekania no parecía desde la distancia una ciudad que pudiera competir con las grandes metrópolis de Lüreon. No contaba con la gloria histórica de Videços, ni convivían en ella tantas culturas como en Canalburgo; no poseía la monumentalidad de su vecina Antagis, y ni siquiera la ceñía muralla alguna. Para su defensa, los mecanienses confiaban en lo escarpado del promontorio sobre el que, en tiempos remotos, los primeros alanos habían decidido fundar Lôj Megäniya, el Cerro del Pino Negro.
Sonata de Mekania

PaP de Green Clockgear (mod de 'Sad Knight', Nocturna Models)


Después de crear el canal de YouTube con el que ando liado últimamente, se me ocurrió que podría subir algunos vídeos sobre el pintado de miniaturas. No soy profesional en el mundillo, pero sí es cierto que pinto mejor de lo que se ve en algunos de los canales que he encontrado (y peor que en otros, por supuesto).

Ahora bien, al final decidí crear un canal nuevo (con el nombre que uso para estas cosas en Facebook: Taller Creativo Antagis), porque meter pintado de miniaturas en el canal donde subo las partidas podía acabar siendo lo mismo que este blog que leen, donde quiero tratar muchos temas y no hablo de ninguno. La idea, de cualquier forma, es que este nuevo canal no tenga demasiadas actualizaciones. Tal vez seis miniaturas pintadas a lo largo del presente año estaría bien, sobre todo si cuento con que en una de ellas tengo pensado hacer diversos tutoriales cortos.

Elegí para la primera figura el busto de Nocturna models llamado Sad Knight, una figura que tengo desde hace ya algunos años. En aquel entonces comencé a pintarla como si representara a un humano normal, como en el boxart pero cambiando algunos colores. Sin embargo, ahora soy capaz de ver un poco más allá, y de proponerme retos a mi mismo para salir de mi zona de confort (en este caso, pintar la cara en un verde muy vivo -controlo bastante bien los verdes amarronados, tipo camuflaje, pero no suelo trabajar con los tonos más claros-, tomar como complementario una tinta rosácea -otro color que no suelo tocar ni con un palo-, y usar una paleta restringida -solo una decena de colores-).

De ahí nació este Green Clockgear, pues se me ocurrió que mi trabajo bien pudiera representar una versión tipo «steampunk en el espacio», y modifiqué en consonancia el busto.



No hay comentarios:

Publicar un comentario