Mekania no parecía desde la distancia una ciudad que pudiera competir con las grandes metrópolis de Lüreon. No contaba con la gloria histórica de Videços, ni convivían en ella tantas culturas como en Canalburgo; no poseía la monumentalidad de su vecina Antagis, y ni siquiera la ceñía muralla alguna. Para su defensa, los mecanienses confiaban en lo escarpado del promontorio sobre el que, en tiempos remotos, los primeros alanos habían decidido fundar Lôj Megäniya, el Cerro del Pino Negro.
Sonata de Mekania, novela en construcción

Armaduras miméticas Tau, en 28 mm

Aunque no haya puesto nada por aquí, el Taller Creativo de Antagis sigue su marcha habitual. Por ventura recordarán que estamos pintando un ejército Tau para uno de los jugadores de nuestra mesa.

Hace ya bastantes semanas que terminé una pequeña unidad de armaduras miméticas. Para el profano, señalaré que estas tropas tienen la capacidad de camuflarse gracias a un dispositivo que genera un campo de mímesis con el entorno. He intentado reflejar esto en el pintado, aunque no he llegado a conseguirlo del todo. Lo importante, sea como fuere, es que el dueño ha quedado contento.

Les dejo con las imágenes.


2 comentarios:

  1. Es puto-espectacular, especialmente con todos en la peana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tampoco te pases... pero gracias.

      Eliminar