Mekania no parecía desde la distancia una ciudad que pudiera competir con las grandes metrópolis de Lüreon. No contaba con la gloria histórica de Videços, ni convivían en ella tantas culturas como en Canalburgo; no poseía la monumentalidad de su vecina Antagis, y ni siquiera la ceñía muralla alguna. Para su defensa, los mecanienses confiaban en lo escarpado del promontorio sobre el que, en tiempos remotos, los primeros alanos habían decidido fundar Lôj Megäniya, el Cerro del Pino Negro.
Sonata de Mekania

El mes de Garbino

Esta entrada continúa con la exposición de la campaña de las Garras del Fénix:

8 de Garbino
Lompûr y su guardia, acompañados de Taffel, se separan de las Garras del Fénix para iniciar un viaje hacia el sur.

13 de Garbino
Las Garras del Fénix eliminan al Milcaras, otro de los Cinco Gobernadores.

16 de Garbino
Las Garras del Fénix salen de Cretogär para regresar a tierras civilizadas.

20 de Garbino
Los duergos de Lompûr pasan por Puertorta.

22 de Garbino
El grupo de los Matadragones es emboscado por los trasnos del Hacha Roja. La mayoría de sus miembros mueren. Durante los siguientes días, los supervivientes se encuentran y viajan hacia Derbior.

24 de Garbino
Los duergos llegan a Kaldenör.

28 de Garbino
Los duergos llegan a Kalad-gilâk.

30 de Garbino
Muerte de Floin.

32 de Garbino
Los durgos pasan por Zarzalëk.

39 de Garbino
Los duergos llegan a Terrunïr.

No hay comentarios:

Publicar un comentario