Mekania no parecía desde la distancia una ciudad que pudiera competir con las grandes metrópolis de Lüreon. No contaba con la gloria histórica de Videços, ni convivían en ella tantas culturas como en Canalburgo; no poseía la monumentalidad de su vecina Antagis, y ni siquiera la ceñía muralla alguna. Para su defensa, los mecanienses confiaban en lo escarpado del promontorio sobre el que, en tiempos remotos, los primeros alanos habían decidido fundar Lôj Megäniya, el Cerro del Pino Negro.
Sonata de Mekania, novela en construcción

Reseña: la serie del médico Telamón

En 1997 y 1998 el prolífico Paul Doherty (bajo el seudónimo de Anna Apostolou) escribió dos obras en torno a la figura de Alejandro Magno: A murder in Macedon y A murder in Thebes. El primero tomaba los hechos del asesinato de Filipo, y el segundo se situaba en los días posteriores a la caída de Tebas. Ambos tenían como protagonistas a los hebreos Miriam y Simón, a quienes Alejandro encomendaba la misión de resolver los asesinatos.

Con el cambio de milenio, Doherty retoma esta historia pero con ciertos cambios. El personaje principal es ahora Telamón, médico personal de Alejandro, compañero suyo mientras estudiaban con Aristóteles y educado en las artes sanadoras de los egipcios. Junto a la pelirroja celta Casandra, Telamón investigará nuevos asesinatos alrededor de los hechos históricos centrados en el rey macedonio.

~ Alejandro Magno en la casa de la muerte.
Filipo de Macedonia ha muerto y su hijo Alejandro hereda el trono. El nuevo rey se dispone a invadir Persia. Sin embargo, el peligro se cierne sobre las avanzadillas enviadas por Alejandro y empiezan a aparecer cadáveres entre sus colaboradores más cercanos. Decidido a descubrir la verdad, Alejandro se dispone a investigar las circunstancias de estas muertes. Para la resolución de este misterio, deberá aplicar la instrucción que recibió durante su infancia y juventud en ciencias y en letras.
Novela escrita en 2001. Como digo, el personaje principal es en realidad Telamón (aunque no aparezca en esa breve presentación de la tapa trasera), aunque la trama está completamente entreverada con el episodio de Alejandro cruzando hacia la península de Anatolia. La novela retrata la personalidad de los compañeros (Ptolomeo, Hefestión...), pero sobre todo la del rey macedonio, representado con una capacidad de planificación y engaño muy superior a la de sus enemigos.

~ El ateo.
Tras derrotar a los persas en el río Gránico, las tropas de Alejandro Magno ocupan la ciudad de Éfeso, sumida en el caos debido a las luchas entre las facciones de los oligarcas y los demócratas. Después de varios días de matanzas y saqueos, el rey macedonio pone fin a la violencia y promete la paz definitiva. Sin embargo, la palabra de Alejandro queda en entredicho cuando comienza una serie de misteriosos asesinatos en el templo de Hércules, obra al parecer de un espía persa. El sagaz Telamón, amigo y médico personal del soberano, contará, muy a su pesar, con la ayuda del propio Alejandro Magno para descubrir al autor de los hechos.
Escrita en 2002, la novela nos sitúa en la propia Éfeso. Un templo aislado, con varias víctimas asesinadas de distintas formas, suman un misterio casi irresoluble. El parecido entre Telamón y el juez Amerotke se agrava en esta novela, pero la presencia del personaje de Alejandro tiene mucho más peso que el representado por Hatshepsut en aquella serie.


~ Las puertas del infierno.
Para consolidar su poder, Alejandro Magno debe someter una ciudad de gran valor estratégico, Halicarnaso, un bastión prácticamente inexpugnable. Sin embargo, no es esto lo único que preocupa al célebre general, pues los asesinatos que se están produciendo en su círculo más cercano demuestran a las claras que el enemigo ha logrado infiltrar a sus secuaces entre las filas del ejército macedonio, lo que a su vez puede poner en peligro cualquier operación militar. Valiéndose de su astucia, Alejandro deberá enfrentarse a la conspiración que no sólo pone en peligro el imperio, sino también su propia vida.
Escrita en 2003, esta novela contiene más acción que las anteriores. Las batallas libradas frente a las murallas de Halicarnaso, el ambiente del campamento militar, y los asesinatos (en varias tandas) que tienen lugar en la villa se suman para conformar una narración rápida con mucho gancho. A ello se añade el mayor peso tomado por Memnón y Efialtes (griegos contrarios a Alejandro) que se encuentran defendiendo Halicarnaso. Memnón podría ser un enemigo a la altura del macedonio, pero finalmente resulta quedarse atrás en la carrera por la victoria.

No hay comentarios:

Publicar un comentario