Mekania no parecía desde la distancia una ciudad que pudiera competir con las grandes metrópolis de Lüreon. No contaba con la gloria histórica de Videços, ni convivían en ella tantas culturas como en Canalburgo; no poseía la monumentalidad de su vecina Antagis, y ni siquiera la ceñía muralla alguna. Para su defensa, los mecanienses confiaban en lo escarpado del promontorio sobre el que, en tiempos remotos, los primeros alanos habían decidido fundar Lôj Megäniya, el Cerro del Pino Negro.
Sonata de Mekania, novela en construcción

Cómo publicar con Amazon en siete pasos (5/7): distribución y precio


Como ya dijimos, una vez aprobada la revisión por CreateSpace, podemos ver el aspecto final del libro con un visor alojado en el propio sitio, o descargando un archivo .pdf. Si todo está correcto, podemos pasar al siguiente punto del proceso.


Canales de distribución.

La distribución de la versión física de nuestro libro se realiza a través de una serie de canales asociados a CreateSpace, siempre que nosotros les demos el visto bueno. A priori, parece lógico que cuanto más se distribuya nuestro libro, mejor será para nuestras ventas, así que lo suyo sería marcar todos.

Los tres básicos son el propio sitio de CreateSpace, que crea una página (muy sencilla como podemos ver aquí) con la referencia de nuestro libro, desde la que podrán comprarla nuestros posibles clientes-lectores; Amazon.com, que es para lo que nos hemos metido en todo este embolado; y Amazon Europe, que viene a ser lo mismo pero para todas los sitios específicos por país, como Amazon.es.

Los tres canales extra, que al parecer durante un tiempo no fueron gratuitos (ahora sí lo son), incluyen librerías y bibliotecas por un lado, pero también CreateSpace Direct, un programa que permite a cualquier vendedor ofrecer nuestro libro por su cuenta. Por ejemplo, mi libro, Evangelio según Longinus, lo ofrece un tal "Meirin UK" a casi cuatro veces su precio normal (como puede verse aquí).


Poniendo precio a nuestro trabajo.

El siguiente punto es indicarle al sitio el valor al que queremos dejar el libro. Nos indican un precio mínimo, supongo que basado en el número de páginas, y, en función del precio al que lo pongamos, podemos ver las regalías que obtendremos en los diferentes canales.

El canal más beneficioso para nosotros es el propio sitio de CreateSpace, porque tiene unas regalías bastante más apetecibles que las de Amazon. Sin embargo, en mi caso he podido comprobar que, aunque yo podría ganar más si el libro se comprara en ese sitio, el coste de los portes haría que el cliente estuviese pagando también más, y eso en definitiva iría en mi contra.

Pero, ¿a qué precio ponemos nuestro libro? Sólo es un consejo pero la respuesta debería ser: barato. Un contrato con una editorial tradicional en el que nos ofrezcan un 10 % de las ventas (y ojo, no del PVP final) ya es muy suculento, y nosotros somos escritores independientes. Vuelvo con el ejemplo que tengo más a mano: el mío. El precio mínimo, impuesto como ya he dicho por el impresor, es de 6 €. Con el precio actual que tiene el libro, yo no alcanzo los treinta céntimos por unidad vendida. Pero mi intención no ha sido hacerme rico con la venta de mi primer libro, ni tan siquiera «ganar lo suficiente para vivir», si no sólo intentar a hacerme un pequeño hueco, que mi obra empiece a ser leída, y aprender con la experiencia de la autopublicación.


Detalles finales.

Después de volver a elegir que la portada sea mate o brillante (no sé por qué esto se repite como uno de los apartados de la distribución, cuando ya se eligió al crear la portada), es el momento de completar una descripción del libro (lo que irá en la contraportada, y que los posibles lectores podrán leer antes de decidirse a comprar nuestro libro) y una biografía del autor. También elegiremos la categoría en la que incluiremos nuestra obra y algunas palabras clave para ayudar a los buscadores.

Con eso, hemos acabado la publicación de la edición física: en unos días, el libro estará disponible en Amazon y podremos empezar a pasar el enlace. Sólo queda, como la propia CreateSpace se encarga de recordarnos, conquistar el mundo del Kindle. Pero eso lo dejo para la próxima entrada.


No hay comentarios:

Publicar un comentario