Mekania no parecía desde la distancia una ciudad que pudiera competir con las grandes metrópolis de Lüreon. No contaba con la gloria histórica de Videços, ni convivían en ella tantas culturas como en Canalburgo; no poseía la monumentalidad de su vecina Antagis, y ni siquiera la ceñía muralla alguna. Para su defensa, los mecanienses confiaban en lo escarpado del promontorio sobre el que, en tiempos remotos, los primeros alanos habían decidido fundar Lôj Megäniya, el Cerro del Pino Negro.
Sonata de Mekania, novela en construcción

Cómo publicar con Amazon en siete pasos (6/7): edición electrónica


Los pasos anteriores nos han dejado con un libro en edición física que, impreso desde el sitio de CreateSpace, se venderá ya en las diferentes páginas Amazon. Podemos dejar así el proceso de publicación, pero es interesante que lo complementemos con una edición electrónica. Aunque el mercado de los ebooks todavía no se ha desarrollado por completo para la literatura en español, los usuarios de Amazon sí están adaptados a esta tecnología, que les ofrece el mismo contenido, sólo que en otro formato y, por lo general, a un mejor precio. De hecho, algunos autores publican sólo la versión en ebook de sus obras.


Inscripción en KDP.

La propia página de CreateSpace nos ofrece la posibilidad de continuar el proceso con la creación de la versión electrónica, con un enlace a Kindle Direct Publishing, el sitio del grupo Amazon para la publicación de nuestro ebook. Ojo porque este proceso nos va a crear una versión en Kindle, que en principio sólo sería válida para dispositivos electrónicos que puedan leer esta versión. Sin embargo, desde hace un tiempo Amazon ofrece una aplicación gratuita con la que puede leerse un kindle desde tabletas, teléfonos y ordenadores.

En KDP nos abriremos una cuenta, tal y como hicimos en su momento con CreateSpace. Los datos que rellenar se dividen en tres campos: los personales (sin problemas), la información tributaria (como en CreateSpace deberemos indicar que tributamos en nuestro país para que nos graven sólo el 5 %) y los pagos de regalías. En este punto debemos seleccionar la forma de pago y el tipo de moneda con el que queremos que nos pague cada una de las páginas de Amazon (esto es: .com, .co.uk, .de, .fr, etc). Supongo que lo más sencillo es recibir una transferencia (EFT; para lo cual debemos darles un número de cuenta) en nuestra moneda. Aquí yo tuve un pequeño problema: como, a pesar de vivir y trabajar en España, mi cuenta es de ING (y ellos operan desde Holanda), no sé qué tratados internacionales de México son válidos sólo con algunos países, pero no con Holanda, así que las ventas que haga en Amazon.com.mx no me las pueden pagar en euros. Decidí poner que me ingresaran libras, ya que supongo que cuando el banco me haga la transferencia podré cambiarlas sin problemas.


Nuestro libro en formato electrónico.

De cualquier forma, una vez completados todos los campos, tendremos nuestro perfil terminado. En la página principal de KDP podremos crear un nuevo título, aunque si venimos desde CreateSpace ya tendremos nuestro primer ebook esperando a que terminemos el proceso. Aunque muchos datos son los mismos, no está de más que peguemos un vistazo poco a poco.

Los datos del libro, como título, descripción y autores, no creo que den problemas. En mi caso, mi nombre aparecía como Fco. Salvador, sin la V. Para modificar el nombre del autor (esto es raro) debemos darle a «Añadir colaboradores», un botón que debería llamarse «Editar» o algo así. El ISBN que creamos para nuestra versión en CreateSpace no sirve, pero a lo largo del proceso se nos entregará un código ASIN, que hace las veces de ISBN pero sólo para la versión Kindle.

Después de declarar que tenemos todos los derechos de la obra (si es que es así), podremos elegir las categorías en las que se engloba e indicar unas cuantas palabras clave para que el libro salga en las búsquedas de los posibles lectores. El tema de las categorías es un poco raro, porque las que aparecen aquí no son las que luego salen en Amazon. Si, una vez publicado, no nos parece bien la categoría en la que aparece, deberemos solicitar el cambio realizando una petición específica.

El siguiente paso es subir una portada, aunque si venimos desde CreateSpace ya la tendremos. En este caso no es la cubierta completa, si no sólo la portada.

Por último, subimos el contenido del libro. No nos sirve el archivo .pdf que subimos en CreateSpace, porque la calidad va a ser horrorosa. Lo suyo sería utilizar un archivo .mobi o epub, pero nos servirá bastante bien un .doc. Luego tenemos la vista previa para asegurarnos de que la conversión se ha realizado sin problemas. Debemos tener en cuenta que el formato electrónico no tiene por qué ser igual que el impreso. Tendremos que aceptar los inconvenientes. Por ejemplo, las notas a pie (en Evangelio según Longinus uso algunas para explicar el significado de los nombres o para hacer referencia a citas bíblicas) aparecerán todas juntas al final del libro, ya que es imposible predecir en qué punto del ebook (cuyo usuario puede modificar el tamaño de la letra, entre otras cosas) deben aparecer; pero como se crean enlaces de ida y retorno, no hay mayor problema. Pero también podremos usar sus ventajas. Verbigracia, creando un índice compuesto de enlaces a los capítulos, facilitaremos un poco la lectura.


Derechos y regalías.

KDP nos da la posibilidad de diferenciar los derechos de nuestra obra por territorio, o indicar que tenemos los derechos en todo el mundo (que sería lo habitual). Y para terminar, nos pregunta el precio final del producto, separándolo según las diferentes extensiones de página. Es decir, precio en dolares para Estados Unidos, en libras para Reino Unido, en euros para Alemania, Francia, España, Italia y Holanda, yenes para Japón, etc. Tranquilos, que KDP nos lo calculará directamente a partir del precio en dólares.

Más importante aún es el tema de las regalías. Si el precio del libro se sitúa entre 2'99 y 9'99 $, podremos seleccionar las regalías del 70 %. Eso quiere decir que por un ebook que se venda a 3 $ el autor se lleva 2'10 $. No está nada mal. Sin embargo, los libros a menos de 2'99 o a más de 9'99 otorgan unas regalías del 35 %. Eso quiere decir que por un libro a 0'99 € (como Evangelio según Longinus y muchos otros) el autor se lleva sólo 35 céntimos. Aquí haría las mismas consideraciones que al ponerle precio a la versión física: de momento, quiero ser conocido, así que prefiero no ganar tanto si así puedo aumentar las posibilidades del libro.

Por último, podremos seleccionar la opción Kindle MatchBook (que ofrece un mejor precio a los compradores de la versión física -o gratis, si el kindle es ya barato-) y la de préstamos (un usuario puede prestarle a otro nuestro libro electrónico). Por mi parte, creo que ambas opciones son beneficiosas para nuestro libro.


KDP Select.

Podremos disfrutar de algunas ventajas en publicidad si aceptamos que nuestro libro no se encuentre en otro formato que no sea Kindle. Por cada período de 90 días, disponemos de dos tipos de promociones, mutuamente excluyentes: Kindle Countdown Deal (ofrecer un mejor precio durante un tiempo limitado, pero sólo válido para las páginas Amazon.com y Amazon.co.uk) y la Promoción de libro gratuito (que tiene un máximo de cinco días por cada período). Esta última puede hacernos alcanzar fácilmente el top ventas para libros gratis, aumentando en general su visibilidad.

Sin embargo, que debamos mantener el libro en formato Kindle únicamente, nos deja fuera de otras páginas, como Barnes & Noble y muchas más. Éstas tienen un menor porcentaje (en volumen de negocio) que Amazon, y mucho menor en español, pero aún así es algo que pensarse. En caso de no desear restringirse a Amazon, creo que la página SmashWords ofrece buenas posibilidades para alcanzar otras distribuidoras.


De cualquier forma, una vez aprobada la revisión por parte de KDP, ya tendremos nuestro libro publicado en versión electrónica. Sólo falta darlo a conocer.


No hay comentarios:

Publicar un comentario