Mekania no parecía desde la distancia una ciudad que pudiera competir con las grandes metrópolis de Lüreon. No contaba con la gloria histórica de Videços, ni convivían en ella tantas culturas como en Canalburgo; no poseía la monumentalidad de su vecina Antagis, y ni siquiera la ceñía muralla alguna. Para su defensa, los mecanienses confiaban en lo escarpado del promontorio sobre el que, en tiempos remotos, los primeros alanos habían decidido fundar Lôj Megäniya, el Cerro del Pino Negro.
Sonata de Mekania, novela en construcción

Cómo publicar con Amazon en siete pasos (3/7): impresión; detalles legales


Una vez finalizado nuestro libro (o comic, o juego de rol, o lo que sea), edición y maquetado incluidos, y elegida la autopublicación como método de sacarlo a la luz pública, como autores debemos elegir la forma en que vamos a llevar a cabo esta publicación independiente.


Sobre la impresión

No creo que el común de los escritores tenga en su casa la maquinaria necesaria para imprimir y encuadernar una tirada de libros, y aunque una opción es encontrar a un profesional local que nos realice esta tarea, esto tiene dos inconvenientes. El primero, muy obvio, es que a esa persona hay que pagarle el trabajo, y de nuevo (como en el caso de un editor o corrector) es que el pago es a fondo perdido. El segundo, relacionado con esto último, es que es muy probable que esa primera tirada de libros nos la tengamos que comer con patatas. Me explico: un autor independiente no cuenta con los seguidores de uno consagrado, ni tiene detrás el apoyo publicitario de una editorial. Quitémonos la venda de los ojos: vender libros es una carrera de fondo, y los éxitos repentinos sólo surgen de forma esporádica. Contar con una página web para nuestra obra, o contactar con los libreros locales para «colocarles» nuestros libros son buenas ideas, pero no van a resolvernos la papeleta.

Para solucionar el problema de la tirada, surgió la impresión bajo demanda: el libro se imprime y se envía cada vez que hay un pedido del mismo. Además, con este método de impresión eliminamos otro coste de la edición tradicional: la impresión bajo demanda está exenta del depósito legal.

El problema aquí es asegurar una cobertura: ¿puede mi libro llegar fácilmente a otro país? Si la empresa me lo manda a casa, y luego yo debo hacerme cargo del envío, me puede salir muy caro. Una solución a esto es Publidisa, que distribuye a buena parte del mundo de habla hispana y lusa.

Otra solución, y que además nos facilitará después el paso al libro electrónico, es meternos de lleno en el mundo del grupo Amazon. Y digo grupo: Amazon incluye un montón de sitios diferentes, y no son siempre orientados a la compra (o no de forma directa), como IMDb o GoodReads. Uno de estos sitios es CreateSpace, que nos permite subir el libro, crear una portada, y distribuir copias impresas (bajo demanda) de nuestro libro en ciertos canales, entre los que se cuenta la propia Amazon. Lo interesante es que el servicio es totalmente gratuito para nosotros (salvo nuestras propias copias, claro).


Cuenta en CreateSpace

Para empezar a funcionar en CreateSpace, debemos darnos de alta. Los primeros pasos para crear una cuenta son los típicos que rellenamos muchas veces en la red (nombre, dirección, etc). Hay algunos campos que varían si fuéramos una empresa u organización. No es obligatorio que el nombre a quien va la cuenta sea el mismo que aparecerá luego como autor del libro.

Después de completar la información «normal», comenzarán a surgir detalles un poco menos comunes. Durante el proceso, los recuadros van acompañados de un pequeño interrogante del que se desplegará una pequeña ayuda si ponemos el ratón encima. Además, siempre podremos buscar información en la red si no tenemos algo claro. De todas formas, la información se compone de dos partes: la forma en que queremos que nos paguen (y en caso de que sea transferencia a nuestra cuenta, la información de la misma: código IBAN y código SWIFT -también llamado BIC-), y la información sobre nuestros impuestos.

Esto último es importante, porque si no le indicamos nada, de todas las ventas se nos quedará un porcentaje en los Estados Unidos, y allí nosotros no tenemos nada que declarar (salvo que seamos estadounidenses o trabajemos allí). Si uno busca información al respecto, verá que en algunos sitios explican que es necesario solicitar y rellenar un documento, pero al parecer eso está desfasado: lo único que debemos hacer es entrar en una ayuda (Tax Interview Help Guide la llaman), indicar que no somos estadounidenses y que declaramos impuestos en nuestro país, y luego proporcionar una referencia de esta circunstancia. Pues bien, en España (no sé cómo será en otros países), la referencia con la que todos los contribuyentes declaran sus impuestos es nuestro DNI. Así de sencillo.


Primeros pasos para un nuevo libro

Una vez creada la cuenta, ya podremos añadir un libro (Add New Title) para comenzar nuestro proceso de publicación. Primero nos piden los datos generales: título y subtítulo, nombre del autor y otros colaboradores, idioma, y nombre de la serie si la obra pertenece a alguna.

CreateSpace nos pregunta varias veces si tenemos todos los derechos de publicación. Ojo con obras que no sean de nuestra mano (como reediciones o antologías), porque las regalías cambian bastante.

El siguiente paso es seleccionar un ISBN. Como algunos ya sabrán, ésta es una referencia única para nuestra obra, y su uso es obligatorio. Aquí se nos plantean cuatro posibilidades: usar uno propio ya existente (comprar uno en España cuesta 45 €, y 35 € adicionales si queremos que se incluya la portada, el índice y otros detalles), comprar uno (por 99 $), crear uno personalizado que sólo nos servirá para CreateSpace (por 10 $) y dejar que se nos asigne uno, que como en el caso anterior será válido únicamente para esta plataforma (servicio gratuito). No entiendo muy bien qué sentido tendría personalizar el número de ISBN, y aunque crear uno universal puede resultar llamativo, no hay que olvidar que el número está asociado a la portada y al formato, por lo que ambas opciones resultan carísimas. Así que yo aconsejo elegir la opción gratuita, y si en un futuro deseamos imprimir con alguien que no sea CreateSpace ya nos preocuparemos de conseguir un ISBN.

A continuación nos toca subir el contenido de la obra, su interior. Aunque nos dan varias opciones, creo que la mejor es tener creado un archivo .pdf con el formato adecuado. Ojo porque debemos subir un único archivo con todo el contenido, desde la portadilla hasta la última página. Mientras el archivo se sube, la propia página nos indica que podemos seguir con el proceso creando la portada, algo que nosotros haremos el próximo día.


No hay comentarios:

Publicar un comentario