Mekania no parecía desde la distancia una ciudad que pudiera competir con las grandes metrópolis de Lüreon. No contaba con la gloria histórica de Videços, ni convivían en ella tantas culturas como en Canalburgo; no poseía la monumentalidad de su vecina Antagis, y ni siquiera la ceñía muralla alguna. Para su defensa, los mecanienses confiaban en lo escarpado del promontorio sobre el que, en tiempos remotos, los primeros alanos habían decidido fundar Lôj Megäniya, el Cerro del Pino Negro.
Sonata de Mekania, novela en construcción

Un legado antológico


Mi primer libro ambientado en Lüreon (y el segundo en mi haber, tras Evangelio según Longinus) está a punto de salir del horno. Me resta redondear algunas partes y realizar un par de profundas revisiones, pero espero tenerlo listo para el 28 de este mes.

He decidido empezar mi andadura en Lüreon con una antología que he llamado Lander, legado de reyes. Se trata de una colección de cuentos, epístolas y extractos de anales centrada en los mil años de historia del reino de Lander. En su base se encuentra una serie de textos breves centrados en los momentos clave del gobierno de diferentes monarcas, como la fundación del propio reino o la defensa contra una horda de trasnos. Luego decidí unir los huecos temporales con detalles sobre los otros reyes, y de ahí nacieron las cartas, las conversaciones entre otros personajes y los más áridos anales.

Además, estos relatos se relacionarán más adelante con nuevas antologías ambientadas en otros lugares. Por ejemplo, el inicio de Lander describe una invasión de mórtidos y demonios alzados por Esveras el Nigromante. Sin embargo, los relatos siguientes se ocupan de los refugiados que huyen de la misma hacia el norte. No se explica qué alcance tiene la destrucción en el sur ni cómo se vence finalmente la invasión. En cada una de las futuras colecciones espero incluir al menos un relato sobre el mismo tema, de tal forma que el conjunto esté entrelazado pero sin necesidad de que todas las «entregas» sean leídas. Lo mismo sucede, en menor medida, con otros sucesos y personajes que son nombrados en Lander.

Por si fuera poco, algunos de los personajes del último relato aparecerán en una futura Sonata de los Campos Alanos (título provisional), que espero sea la primera novela de Lüreon.

Como es lógico, que sea una colección de este tipo y no una novela afecta al desarrollo de los personajes (cuya psicología puede entenderse mejor en los relatos largos), pero aún así he intentado reflejar su personalidad cambiando el estilo con el que hablan o escriben.

He preparado un extracto para compartirlo con ustedes. Se trata de los cuatro relatos iniciales, que conforman una suerte de novela corta de unas ochenta páginas. Espero que les apetezca leerlo y, si me hacen el favor, decirme qué les parece. Pueden descargarlo desde mi Dropbox en este enlace.

También puedo comentarles que en la portada aparecerá el Caballero en la encrucijada de Víktor Vasnetsov, una obra que refleja bien el aspecto de la región y cierto momento de la historia:


No hay comentarios:

Publicar un comentario