Mekania no parecía desde la distancia una ciudad que pudiera competir con las grandes metrópolis de Lüreon. No contaba con la gloria histórica de Videços, ni convivían en ella tantas culturas como en Canalburgo; no poseía la monumentalidad de su vecina Antagis, y ni siquiera la ceñía muralla alguna. Para su defensa, los mecanienses confiaban en lo escarpado del promontorio sobre el que, en tiempos remotos, los primeros alanos habían decidido fundar Lôj Megäniya, el Cerro del Pino Negro.
Sonata de Mekania, novela en construcción

Reseña: La serie de Geralt de Rivia (libros V a VIII)


Hace ya unos cuantos meses que, en la entrada correspondiente, reseñé las características generales de la llamada saga de Geralt, junto con algunos detalles de los primeros libros. Paso entonces, directamente, a continuar donde lo dejé.

Bautismo de fuego sigue los pasos de Geralt, mientras se recupera de sus heridas y viaja hacia el sur, en busca de Ciri. En su viaje, se le unirán diferentes personajes para acabar formando una suerte de banda de aventureros bastante extraña, que avanza esquivando como puede una guerra en la que ya ningún bando da cuartel. Por su parte, Ciri sigue sus andanzas con los Ratas. La novela, como libro de transición, no está mal. Quiero decir, el estilo del autor es característico y podría contar hasta el vuelo de una mosca y hacerlo interesante, pero no avanza en absoluto la trama central de la serie.

La Torre de la Golondrina se centra un poco más en Ciri. Retoma la estructura del relato-marco, ya que la joven le cuenta al viejo ermitaño Vysogota (quien la ha encontrado inconsciente y se ha ocupado de sus heridas) todo lo que le ha sucedido en los días anteriores. Y lo que le ha sucedido es que un siniestro personaje la persiguió, mató a sus amigos y la maltrató. Se trata de Leo Bonhart, un asesino tan bueno con la espada como para lograr una pequeña colección de colgantes de brujo (arrebatados a sus cadáveres, se entiende). El libro cuenta también con unas pocas escenas sueltas del viaje de Geralt (al que le tienden una emboscada, aunque ni siquiera tiene un objetivo claro o sabe dónde se encuentra Ciri) y una sola de Yennefer, que anda buscando al traidor Vilgefortz.

La Dama del Lago, que en la edición española se ha dividido en dos tomos, finaliza la serie. De nuevo, se trata de un relato-marco. Ciri, que tras llegar a la Torre de la Golondrina había pasado a otra dimensión, va saltando de lugar y de tiempo hasta alcanzar la fortaleza en la que Vilgefortz mantiene cautiva a Yennefer. La novela comienza in media res, cuando un tal Galahad encuentra a Ciri bañándose y la toma por la Dama del Lago. La joven le cuenta todo lo que le ha sucedido hasta llegar allí. Naturalmente, Geralt y los suyos también llegan al castillo (después de una larga estancia en el valle de Touissants), y los combates se suceden. Todo esto mientras en otro lugar ocurre la Batalla de Brena, durante la que podremos ver a muchos de los personajes secundarios de los libros anteriores, en lo que resulta una excelente manera de ir cerrando tramas. Cuando ya llega el final, Sapkowski logra que al lector le quede un buen recuerdo de la historia, aunque a algunos le puede resultar trágica. {AVISO DE SPOILER Hasta el apuntador, ¿me entienden? FIN DE SPOILER}. La edición española incluye Algo termina, algo comienza, un relato del que hablaremos enseguida.

He leído en un par de lugares que el autor ha preparado otro tomo, que estaría listo para inicios del año que viene. Pero no me quedó claro el nombre exacto ni el lugar dentro de la serie: hace tiempo leí que sería entre los libros cinco y seis, y mientras preparaba esta entrada he visto que en otro sitio decían que iría antes de toda la historia. En cualquier caso, para completar lo de hoy les traigo otro libro más.

Camino sin retorno contiene nueve relatos aparecidos en diferentes revistas. Pero no todos son de fantasía estrictamente (hay de terror y de ciencia-ficción) y alguno no lo es en absoluto. Todos ellos van precedidos de una introducción del propio autor sobre las condiciones en que se escribieron. Sobre la saga de Geralt (esta vez digo saga, con un buen motivo) aparecen dos. El que da nombre al tomo, Camino sin retorno, trata del encuentro entre la madre de Geralt y el que, por ventura, sería su padre. La trama se centra en realidad en la eliminación de un monstruo, así que está muy relacionado con los primeros relatos de Geralt. Por su parte, el otro es Algo termina, algo comienza, y habla de la boda de Geralt y Yennefer. No se trata de un final alternativo para la serie, sino de un relato de lo que pudo ser. Fue escrito cuando la serie de novelas no eran más que una serie de ideas enlazadas en la mente del autor, y me parece digno de mención el hecho de que en el final de La Dama del Lago se le dé cierta explicación, cuando Ciri le cuenta a Galahad que Geralt y Yennefer se casaron (y debemos entender que dejó sin contar la verdad, es decir, la versión que aparece allí). Parecida técnica usó Tolkien en El hobbit, cuando Bilbo les da una versión a los enanos sobre su encuentro con Gollum y, luego (en la segunda edición del libro) aparece una versión auténtica -Bilbo habría mentido a sus compañeros- que cuadra mejor con el carácter del Anillo según aparece en El Señor de los Anillos. Lo que sí que no entiendo es por qué este relato aparece aquí y al final de La Dama del Lago.

Y por último, unas conclusiones. Ya quedó claro en la primera parte de la entrada que el estilo de Sapkowski me parece sensacional, y que diversos factores de su obra contribuyen a un éxito bien merecido. También hablé allí del buen hacer presentado en las ediciones españolas, cuya traducción corre a cuenta de José María Faraldo. No volveré a ello, muy al contrario.

Conforme avanzaba en la narración, me di cuenta de que estaba siendo algo extendida. Quiero decir (y no me malentiendan, cada libro es una joya y una lectura placentera) que la historia de Geralt, Yennefer y Ciri, si se da un paso atrás y se mira con cierta perspectiva, parece dilatarse a lo largo de demasiadas páginas. Ciertos personajes adquieren en ciertos puntos de la trama una importancia inmerecida, sobre todo cuando posteriormente sus acciones han modificado más bien poco la historia. Por otra parte, la edición española parece ir aumentando sus pequeños errores conforme avanzan los libros. Se multiplican las veces en que se escapa un 'la + sustantivo en masculino' o viceversa (no tengo ni idea de polaco, pero lo achaco a la traducción), u otros fallos igualmente subsanables con una lectura rápida. La sensación que me provoca es que le ha faltado una última revisión a los dos o tres tomos finales (coincide, además, que en los dos libros que corresponden a La Dama del Lago al traductor habitual le acompañan otros dos nombres).

De cualquier forma, y ahora ya sí como conclusión, los libros de Geralt conforman una serie magnífica, épica, repleta de aventuras, dolor, amor, vida y muerte, y todo ello con unas estructuras que se salen del conocido esquema 'introducción-nudo-desenlace', y retratado con un estilo ágil, áspero en ocasiones, fluido en otras, que se sabe adaptar a las circunstancias. Si no lo han leído, no se a qué esperan.

2 comentarios:

  1. Estoy de acuerdo en que muchos de los capítulos, puede que entregas completas de la serie, resultan innecesarios para la comprensión y aportan bien poco al desarrollo de la historia. Pero el autor escribe tan bien que al principio cuesta darse cuenta, y cuando los releí no me importó. Es posible limitarse a disfrutar del viaje.

    También he oído algo acerca de la precuela que se estaba preparando. Se situaría entre los libros dos y tres, según tengo entendido. Pero igual me equivoco.

    La traducción me pareció muy buena. Sapkowski debe de meter mucha jerga en sus textos, con vulgarismos y un tono muy coloquial en la forma de hablar de varios de sus personajes. Creo que en la traducción se ha hecho una buena labor adaptando ese tono.

    Creo que ya lo comenté en su momento, pero si es así lo repito: Para mí, esta serie es de lo mejor que se ha publicado en fantasía en los últimos quince años o así.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, ya lo comentaste. Y te contestó lo mismo que en aquel momento: coincidimos en nuestra opinión, como en el resto de tu comentario.
      ¡Saludos!

      Eliminar