Mekania no parecía desde la distancia una ciudad que pudiera competir con las grandes metrópolis de Lüreon. No contaba con la gloria histórica de Videços, ni convivían en ella tantas culturas como en Canalburgo; no poseía la monumentalidad de su vecina Antagis, y ni siquiera la ceñía muralla alguna. Para su defensa, los mecanienses confiaban en lo escarpado del promontorio sobre el que, en tiempos remotos, los primeros alanos habían decidido fundar Lôj Megäniya, el Cerro del Pino Negro.
Sonata de Mekania, novela en construcción

eSdlA, peli vs libro: Prólogo

Me he dado cuenta de las numerosas veces en que me toca repetir algún detalle de importancia que ha sido variado, truncado, retorcido o simplemente ignorado en las adaptaciones de uno de mis libros favoritos. Por ventura, haya que agradecer este descubrimiento a la segunda entrega de la adaptación (o perpetración) de El hobbit.

Sucede que, a pesar de contar entre mis amigos a grandes seguidores de la fantasía y también a algunos buenos lectores, muchos no han disfrutado de El Señor de los Anillos. Y eso, para mí, linda con la herejía.

Por supuesto, uno no puede acordarse de todos los detalles de eSdlA a petición del personal. Por ejemplo, recuerdo que un amigo me preguntó una vez por el número de efectivos que combatieron por cada bando en el Abismo de Helm, asombrado por la excesiva diferencia numérica entre los jinetes y la caterva de la Mano Blanca (que, por cierto, no son uruk-hai; pero eso ya lo explicaremos).

Así pues, me he decidido a analizar cada capítulo del libro, comprobando cómo (y dónde) se han usado sus diferentes escenas en la versión cinematográfica. No voy a hacer un resumen completo, pero sí una suerte de epítome, más largo tal vez si la escena no ha sido representada en las películas, pero sobre todo fijándome en los cambios y desapariciones. Usaré las versiones extendidas (aunque donde pueda señalaré si la escena no pudo verse en el cine), pero seguiré el orden del libro, capítulo a capítulo, e incluiré citas cuando lo considere necesario. Espero hacer uno cada cinco días, o al menos uno por semana, de tal forma que esta serie me ocupará todo el año. Espero, también, que me sigan en el viaje y me corrijan si olvido algo o cometo algún error.

De momento, empezaremos por el prólogo.


En el libro:

Se trata de un texto situado en realidad fuera de la historia narrada en el libro. Es decir, es un auténtico prólogo introductorio, y no simplemente un capítulo más. Sus primeras frases nos muestran la función de este texto (resumir El hobbit y presentar el mundo desde el punto de vista hobítico): «Este libro trata principalmente de los hobbits, y el lector descubrirá en sus páginas mucho del carácter y algo de la historia de este pueblo. Podrá encontrarse más información en los extractos del Libro Rojo de la Frontera del Oeste que ya han sido publicados con el título de El hobbit». No en vano, habían transcurrido casi treinta años desde la publicación de la que ahora se considera su precuela.

El prólogo se divide en cuatro partes de muy diferente extensión, aunque en total ocupan poco más o menos lo mismo que un capítulo normal.

  • De los hobbits: El fragmento más largo, con diferencia. Describe las características de esta raza, sus costumbres y hábitos, así como algunas pinceladas de su historia.
  • De la hierba para pipa: Como complemento a lo anterior, aparecen las palabras de Meriadoc Brandígamo en su introducción al Herbario de la Comarca, tratando la historia de la galenas dulce (probablemente una variedad de Nicotiana), y de su primer uso como hierba para pipa por parte de los hobbits.
  • De la ordenación de la Comarca: Trata de las divisiones administrativas de la Comarca, así como de los cargos de thain y alcalde, y de los servicios de correo y policía.
  • Del descubrimiento del Anillo: Resumen del encuentro entre Bilbo y Gollum. Un detalle curioso: este resumen, que coincide con nuestra lectura de El hobbit, es la historia "real" de lo que sucedió, aunque en la primera versión de aquel libro apareciera otra historia diferente. Para solucionar el cambio, Tolkien introdujo la idea de que lo contado en la primera versión era lo que Bilbo contó a sus compañeros de viaje, y lo de la segunda y posteriores era lo sucedido en realidad, tal y como lo escribieron Frodo o Sam, que conocían la verdad.
El prólogo va acompañado con una Nota sobre los archivos de la comarca, que detalla el nombre y los autores de diferentes tratados y recopilaciones en las que, dentro de la propia Tierra Media, puede encontrarse la historia contada en el libro. Es un texto añadido a partir de la segunda edición del original, y en mi humilde opinión es más aprovechable tras leer el libro (o bien en una segunda lectura), debido a la cantidad de nombres de protagonistas que aparecen.

En la peli:

Lo que en la primera entrega hace de prólogo, titulado sencillamente Un Anillo para gobernarlos a todos... en realidad resume toda la información que, al respecto de los anillos de poder, se va desgranando a lo largo del libro. Y, además, la escena de Gollum es presentada de forma muy sucinta (en aquellos días llegó a mis oídos que había sido por una cuestión de derechos, pues no poseían los de El hobbit).

Lo más parecido al prólogo del libro es la segunda escena incluida en la versión extendida, que muestra a Bilbo comenzando la escritura de Un viaje de ida y vuelta, para luego pasar a una serie de imágenes de hobbits realizando diferentes actividades mientras la voz de Bilbo nos relata algunas cosas al respecto (en el cine sólo pudimos ver algunas de estas imágenes, sin la voz). Sin embargo, nada se dice en la película de la división de los hobbits en Pelosos, Fuertes y Albos; ni de cómo llegaron a su ubicación en la Tercera Edad, migrando desde las riberas del Anduin; ni de su forma de edificar; ni de los mensajeros y fronteros.

Información completamente superflua, digna de ser leída pero difícilmente adaptable al medio cinematográfico. Por tanto, esta parte está bastante bien tratada, aunque personalmente me hubiera gustado que apareciera un número algo más pequeño de hobbits con aspecto de ser producto endogámico.

El próximo día comenzaremos con Una reunión muy esperada.

6 comentarios:

  1. En los suplementos que sacó Decipher para el juego de rol de (la película de) El Señor de los Anillos, se hacía algo parecido. En los dedicados a desgranar la trama de La Comunidad del Anillo y Las Dos Torres (creo que no llegaron a sacar el tercero), cada situación, lugar y personaje se describía en dos perspectivas: "En el libro" y "En la película".

    Personalmente, nunca le di demasiada importancia a la mayoría de cambios incorporados por Peter Jackson a la trilogía. Algunos me chirriaban, como que Gimli no fuese más que el secundario cómico, pero el balance general me parecía positivo. Después de todo, es una adaptación a un medio distinto, con un lenguaje diferente, no una transliteración completa.

    Otra cosa es El hobbit. La primera todavía me siguió pareciendo aceptable y entretenida, pero esta última dejó mis expectativas -que no eran muchas, para empezar- por los suelos. Lo gratuito y exagerado de tantas de sus escenas me resulta muy cargante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy completamente de acuerdo contigo.

      Tampoco es mi intención decir que la adaptación está mal o bien en función de lo fiel que sea. Sé que el medio es diferente, y por tanto deben realizarse cambios. En ocasiones estarán bien, pero en otras no tienen demasiado sentido. Por ejemplo (aunque ya llegaremos a ello más adelante) entiendo las razones para dejar fuera a Bombadil (debido a que elimina el tono oscuro que los guionistas deseaban preservar). Sin embargo, una persona que no haya leído el libro ni siquiera sabe lo que son los woses. Se puede alegar que no había espacio para meter a esos persnajes, pero la respuesta a eso sería decir que el número de minutos de batalla en la segunda entrega es excesivo. Sobre todo teniendo en cuenta que el tratamiento de los woses refleja en gran medida el pensamiento del autor en cuanto al racismo y a la exclusión de los "seres inferiores".

      Eliminar
    2. ...Lo que a su vez habría suavizado la impresión que puede dar el que la historia parezca estar contando como los hombres blancos luchan contra las hordas invasoras de orcos, sí, pero también de orientales, negros y árabes... Recuerdo que en su momento, varios amigos que no habían leído el libro me hacían esa observación, a lo que había que darles algunas explicaciones sobre lo que se quedaba fuera.

      Lamentablemente, ya sabemos la respuesta a por qué ocurre eso; En una película asi se invierte mucho dinero, y los inversores quieren beneficios. Y la espectacularidad de las batallas resulta más llamativa para el público que la aparición de una tribu de bosquimanos. Y en El hobbit, el que los enanos no lleguen a encontrarse nunca con el dragón debió de parecerles aburrido, así que se montaron todo el videojuego de plataformas. En fin...

      Eliminar
    3. Exactamente, eso quería decir.

      jejeje Videojuego de plataformas... He leído por algún sitio que el sr. Jackson dijo sobre esa escena que era algo que le faltaba al libro. Si no fuera en cierta manera trágico, me reiría más a gusto.

      Muchas gracias por tus visitas, amigo.

      Eliminar
  2. A mí me gusta mucho El Señor de los Anillos, creo que es una historia muy entretenida y que mezcla muy bien la fantasía con la mitología yo vi en hbo go las películas y mi personaje favorito es Bárbol, no entiendo a quien no le guste esta saga, de verdad me parece genial jiji.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego, somos muchísimos los fans de Tolkien y la Tierra Media. Fue un placer tu visita.

      Eliminar