Mekania no parecía desde la distancia una ciudad que pudiera competir con las grandes metrópolis de Lüreon. No contaba con la gloria histórica de Videços, ni convivían en ella tantas culturas como en Canalburgo; no poseía la monumentalidad de su vecina Antagis, y ni siquiera la ceñía muralla alguna. Para su defensa, los mecanienses confiaban en lo escarpado del promontorio sobre el que, en tiempos remotos, los primeros alanos habían decidido fundar Lôj Megäniya, el Cerro del Pino Negro.
Sonata de Mekania, novela en construcción

eSdlA, peli vs libro, II-10: La disolución de la comunidad


El último capítulo de La Comunidad del Anillo, que deja la historia suspendida hasta su continuación.

En el libro:

La Compañía se dirige hacia la costa derecha del río, donde pasarán la noche. Aragorn está intranquilo, pero, aunque la espada de Frodo brilla débilmente, cree que los orcos están al otro lado del río. Al día siguiente, el montaraz propone al grupo la pregunta largo tiempo postergada: «¿Iremos al este con Boromir, a las guerras de Gondor, o iremos al oeste, hacia el Miedo y la Sombra, o disolveremos la comunidad y cada uno tomará el camino que prefiera?». Frodo pide una hora de soledad, para decidirse, y se aleja. Sam observa que Boromir sigue a su amo con la mirada.

Boromir, efectivamente, ha seguido a Frodo. Intenta convencerlo de ir a Minas Tirith y de usar el Anillo contra las huestes de Sauron. Pide que se lo preste, y finalmente, ante las negativas de Frodo, se lanza sobre él para intentar arrebatárselo. El hobbit se coloca el Anillo, y huye de él, en dirección a la cima de la colina. Allí encuentra el Sitial de la Vista, y gracias al poder del Anillo contempla vastas tierras. «Pero a donde mirara, veía siempre signos de guerra». El Ojo en la Torre Oscura parece buscarlo, y con una gran fuerza de voluntad Frodo se saca el Anillo del dedo. Decidido finalmente a marchar solo, desciende hacia la playa, poniéndose el Anillo de nuevo para pasar desapercibido.

Mientras tanto, el resto de la Compañía discute las opciones. Todos parecen más de la opinión de acudir a Minas Tirith, aunque ninguno abandonará a Frodo si decide ir al este. Cuando están dispuestos a ir en busca de Frodo, reaparece Boromir, triste y sombrío, y al ser interrogado confiesa que presionó a Frodo y éste se puso el Anillo. La mayor parte del grupo se dispersa repentinamente en su busca, aunque Aragorn encomienda a Boromir la protección de Merry y Pippin y él mismo va en busca de Sam.

El montaraz alcanza a Sam, y siguiendo el rastro de Frodo se dirige hacia la cima. Pero el hobbit, que no puede seguir su ritmo, se da cuenta de que su amo piensa huir, y corre hacia los botes. Al comprobar que uno de ellos se mueve solo, se lanza al río, aun sin saber nadar, y es rescatado por Frodo. «Así, Frodo y Sam iniciaron juntos la última etapa de la Búsqueda».


En la peli:

Este capítulo fue adaptado en las escenas Parth Galen y El camino nunca se acaba, que aparecen separados por otras dos pertenecientes, como ya veremos, al inicio de la siguiente parte. Parth Galen se ocupa del «asalto» de Boromir sobre Frodo, que sigue poco más o menos la conversación del libro. Por su parte, la última escena de La Comunidad del Anillo adapta el momento de la huida de Sam y Frodo.

Los cambios con respecto al libro son marginales y de escasa importancia: la Compañía no tiene ante sí una disyuntiva entre ir directamente a Mordor o viajar primero a Mordor, sino que Aragorn ya tiene planeado el camino a seguir para la infiltración del grupo. Eso deja poco sentido a la decisión de Frodo de seguir solo, a menos que se esté previniendo ante futuras traiciones por otros compañeros. Por otro lado, no se muestran los diferentes frentes bélicos en lo que luego fue llamada la Guerra del Anillo, y el ambiente de guerra será visto únicamente en posteriores entregas.


El próximo día comenzaremos Las dos torres, comprobando cómo fue La partida de Boromir.

4 comentarios:

  1. Me pareció entender a mí, viendo la película, que el motivo por el que Frodo decide seguir solo es la predicción de Galadriel de que el Anillo, uno por uno, acabará tentando y corrompiendo a todos los miembros de la Compañía, de los que Boromir es sólo el primero en caer. Por eso, cuando Aragorn le dice a Frodo "Juré protegerte", él le replica "¿Incluso de ti mismo?".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, a eso me refería.
      Por cierto que lo veo un poco contradictorio, pues lo que sucede en realidad es que uno a uno van venciendo el poder del Anillo. En esta escena Aragorn, que le deja partir, y más adelante Faramir hará lo mismo y el pobre Sam usará el Anillo por breve tiempo, únicamente para beneficio de su señor.

      Eliminar
    2. Bueno, realmente Faramir no pertenece a la Comunidad, así que no forma parte de la profecía de Galadriel. Aragorn en la película deja marchar a Frodo a pesar de que deseaba acompañarlo precisamente porque tras ser tentado por el Anillo teme llegar a no ser capaz de resistirlo. Y Sam, en mi opinión hubiera sido el último en caer en la tentación, no sólo por el amor que le tiene a su señor sino por la extraordinaria resistencia de los hobbits al poder de la Sombra.

      Eliminar
    3. Razón no te falta, sin embargo prefiero la versión del libro, en la que Frodo abandona a sus compañeros porque siente que, de otra forma, ellos se verán obligados a seguirlo. Se sacrifica para no poner al resto en peligro, aceptando que, como Portador, debe ir en solitario hacia la Oscuridad de Mordor.
      En la novela, la caída de Boromir parece un hecho aislado (bueno, no completamente: véase Saruman), y se da a entender que el resto de la Compañía hubiera seguido el plan inicial si se les hubiera dado la oportunidad. Ésa al menos es mi lectura.

      Eliminar