Mekania no parecía desde la distancia una ciudad que pudiera competir con las grandes metrópolis de Lüreon. No contaba con la gloria histórica de Videços, ni convivían en ella tantas culturas como en Canalburgo; no poseía la monumentalidad de su vecina Antagis, y ni siquiera la ceñía muralla alguna. Para su defensa, los mecanienses confiaban en lo escarpado del promontorio sobre el que, en tiempos remotos, los primeros alanos habían decidido fundar Lôj Megäniya, el Cerro del Pino Negro.
Sonata de Mekania, novela en construcción

Encuesta especial

Hola de nuevo. Hacía tiempo, ¿verdad? Ya sabéis, los exámenes y todo el rollo ese.

Espero que a lo largo del mes de Septiembre podré ir preparando el análisis de Kueldulf, y mientras tanto iré poniendo algunas entradas sobre organizaciones y grupos de poder. Pero hoy quiero abordaros con una pregunta.
Sé que de momento sólo hay unos poquitos ahí fuera, leyendo esto (algunos de mis incondicionales), así que por ahora va a ser fácil manteneros contentos... pero necesito que me digáis qué queréis. Ya sea sobre las reglas del d12, o sobre el mundo de Faÿr y cualquiera de sus personajes, si tenéis cualquier tipo de duda o bien simplemente os parecería interesante que disertara sobre algo, decidlo.

4 comentarios:

  1. Cuando vuelva mañana de currar, te juro que comento algo, pero ahora me están metiendo prisas.

    ResponderEliminar
  2. Diablos.

    Bueno, la verdad es que me encantaría ampliar mis conocimientos de historia antigua Fayria. Y por conocer un poco mejor a un personaje, la verdad es que sobre Andetimus (tito :-)) o Enzo (Tito) molaría bastante tambien.

    ResponderEliminar
  3. La verdad es que de Andemitus no tenía planeado hacer una verdadera historia: me gustaba la idea de tener un personaje bastante importante para la trama, de estatus elevado e influyente, y del que conozco poco (únicamente lo que se nos cuenta en sus breves apariciones en la Cantata (Legado de Reyes es sólo su primer cameo).
    De la historia antigua ya voy poniendo cosillas, pero todo va bastante lento, y en cuanto a Enzo... ¡oído cocina!

    ResponderEliminar
  4. Lo cierto es que no me había planteado nada de esto, pero ahora que lo pienso creo que me gustaría conocer algo más de la mitología de Fayr, sin prisas, pero sin pausa... jeje

    ResponderEliminar