Mekania no parecía desde la distancia una ciudad que pudiera competir con las grandes metrópolis de Lüreon. No contaba con la gloria histórica de Videços, ni convivían en ella tantas culturas como en Canalburgo; no poseía la monumentalidad de su vecina Antagis, y ni siquiera la ceñía muralla alguna. Para su defensa, los mecanienses confiaban en lo escarpado del promontorio sobre el que, en tiempos remotos, los primeros alanos habían decidido fundar Lôj Megäniya, el Cerro del Pino Negro.
Sonata de Mekania, novela en construcción

Muchos más PV

Que nadie se asuste, pero me dispongo a cambiar una de las reglas del Juego del Narrador. Es únicamente un cambio menor, que va a conllevar algunos otros (no tan menores). Pero creo que es una buena noticia: llevaba demasiado tiempo apalancado con el sistema, y comenzar a generar cambios devenirá, con un poquito de paciencia, en la creación de todas las cosas que faltaban (así como, esperemos, también vendrán mejores partidas).

En concreto, el cambio se encuentra en el cálculo de los Puntos de Vida (PV), que hasta ahora hallábamos multiplicando por 3 el valor del Vigor. Ahora lo multiplicaremos por 10.

Los motivos:
- Es más congruente con el cálculo del resto de estadísticas secundarias (los Puntos de Poder son Intelecto x 10, los kilos de carga trasportada son Fuerza x 10).
- Durante las últimas sesiones con los Cayados (grupo de bajo nivel), al calcular el daño producido por los PNJs enemigos con las mismas reglas que el de los PJs (con armamento normalito, y siendo, como siempre, benevolente) he llegado a darme cuenta de que faltaban un montón de PV para la supervivencia general.
- Para el caso de los críticos (y ya sé que dijimos que el Narrador se encargaría de hacer descripciones vívidas, pero las últimas partidas no han sido para echar cohetes), no noto desde hace mucho tiempo la alegría que proporcionaban antes esos estupendos 12s. La verdad es que me gustaba que el daño se quitara directamente de los PV, sin importar los Puntos de Aguante (PAg) remanentes. Pero ya me diréis qué hace alguien con Vigor 1 (3 PV) frente a cualquier tipo de arma (daño mínimo 1d4 + Fue, daño máximo 1d12 + 8 + Fue), si no cuenta con sus PAg.

Cambios a llevar a cabo:
- Naturalmente, introducir la nueva cifra en las hojas de personaje de los dos grupos de la Campaña de los Dos Imperios.
- Reinstaurar un sistema de críticos directos a los PV. El de Vigor 1 (10 PV) lo va a seguir teniendo difícil frente a las armas grandes (daño mínimo 1d12 + Fue), pero con suerte aguantará el impacto crítico de un arma mediana (1d8) y casi con seguridad el de una pequeña (1d4).


Cambios para más adelante:
- Modificar el sistema de Puntos de Acción introduciendo el valor Agilidad x 10 (en lugar de Agi + 4 -3 para los duergos, 5 para los albos-) sería casi una locura de cara al cálculo de acciones de combate (seguro que para algunos el combate sería: tengo 70, hago una estocada que cuesta 20, luego un sablazo que son 30 y... ¿cuántos me quedan por gastar?). Pero tal vez nos pueda servir Agi + 10 (8 para los duergos y 11 para los albos), para poder reajustar algunos costes de PdA.
- Por otro lado, el sistema de Protección, mediante el cual las armaduras reducen el daño recibido (1 para cuero blando, 2 para cuero endurecido y cota de escamas, 3 para cota de mallas, 4 para armadura de placas) me resulta demasiado impreciso, y me gustaría poder clasificar las armaduras con mayor facilidad. Creo que una escala de 1 (= ropa de abrigo/acolchada) hasta 10 (= armadura completa de placas) quedaría mucho mejor. Naturalmente, llevar armadura impone una no demasiado severa penalización a determinadas tareas (Esquiva, Nadar, Trepar,...) que se calcula fácilmente a partir de la mitad del valor de Protección (redondeando hacia abajo), salvo para los duergos, que reducían la Protección a un cuarto. Pero si se modifica la escala, esos valores también se modificarían, y la penalización sí sería entonces severa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario