Mekania no parecía desde la distancia una ciudad que pudiera competir con las grandes metrópolis de Lüreon. No contaba con la gloria histórica de Videços, ni convivían en ella tantas culturas como en Canalburgo; no poseía la monumentalidad de su vecina Antagis, y ni siquiera la ceñía muralla alguna. Para su defensa, los mecanienses confiaban en lo escarpado del promontorio sobre el que, en tiempos remotos, los primeros alanos habían decidido fundar Lôj Megäniya, el Cerro del Pino Negro.
Sonata de Mekania, novela en construcción

Conciliadores

Este grupo fuertemente armado cree que el poder en todas sus formas, si se deja sin guía, conduce inevitablemente al abuso, el cual lleva al caos y a la destrucción. Así pues, se ven a sí mismos como agentes de control, tratando de dirigir las fuerzas de Lüreon mediante una sutil manipulación. Pueden elegir enviar agentes para hacerse pasar por consejeros de naciones poderosas, contratar asesinos para eliminar un poder ascendente o fomentar una rebelión en contra de un gobierno que amenace con superar a sus rivales.
Los Conciliares son un grupo cerrado, oculto a la mirada pública, en la que todo el mundo parece responder ante un superior. Nadie elige inicialmente ser un nuevo miembro, sino que el propio grupo va iniciando a los que han sido contratados para realizar tareas. A esto le sigue un proceso de vigilancia y, en caso necesario, de sutil cambio de opinión.

5 comentarios:

  1. Como mola. Los canteros llegan a Lüreon.
    Estoy pensando cosas peligrosas.

    ResponderEliminar
  2. Los Canteros??? No lo pillo.

    ResponderEliminar
  3. Es que nadie ha visto los simpson?

    ResponderEliminar
  4. Al parecer, no ese capítulo.

    ResponderEliminar
  5. Es una secta que domina springfield xD... Tienes el privilegio de aparcar con el coche donde quieras, comer en el restaurante que te apetezca, etc... Privilegios vamos.

    ResponderEliminar