Mekania no parecía desde la distancia una ciudad que pudiera competir con las grandes metrópolis de Lüreon. No contaba con la gloria histórica de Videços, ni convivían en ella tantas culturas como en Canalburgo; no poseía la monumentalidad de su vecina Antagis, y ni siquiera la ceñía muralla alguna. Para su defensa, los mecanienses confiaban en lo escarpado del promontorio sobre el que, en tiempos remotos, los primeros alanos habían decidido fundar Lôj Megäniya, el Cerro del Pino Negro.
Sonata de Mekania, novela en construcción

Otra nueva casa

Efectivamente, el último domingo, con la excusa del cumpleaños de uno de sus miembros, nuestro grupo de juego volvió a reunirse para una partida con los Cayados de Levante. Como estoy recién operado de la pierna, no me entretendré mucho y haré la entrada de hoy de forma un tanto esquemática; dejo para otro día un corto relato que continuará lo vivido en esa aventura: ¡jugadores, atentos los próximos días!

El lugar: la nueva casa de Alfredo, recién mudado.
La aventura: perteneciente a Rise of the Runelords, la parte Stones over Sandpoint (para nosotros, Piedras sobre Trasutür).
Los jugadores: Alfredo, Rob, Alex, Guille, Ana y mi querida Eva (que vuelve a no salir en las fotos); como Narrador, un servidor.
Y les dejo con las fotos:


No hay comentarios:

Publicar un comentario