Mekania no parecía desde la distancia una ciudad que pudiera competir con las grandes metrópolis de Lüreon. No contaba con la gloria histórica de Videços, ni convivían en ella tantas culturas como en Canalburgo; no poseía la monumentalidad de su vecina Antagis, y ni siquiera la ceñía muralla alguna. Para su defensa, los mecanienses confiaban en lo escarpado del promontorio sobre el que, en tiempos remotos, los primeros alanos habían decidido fundar Lôj Megäniya, el Cerro del Pino Negro.
Sonata de Mekania, novela en construcción

Jarad a caballo (Archaón mod): capa

Segunda jornada con esta miniatura, en la que ocupé unas tres horas. Lamento no tener fotos del proceso. Les recuerdo que en la entrada anterior pueden encontrar las referencias que usaré para las marcas de las pinturas.

Después de pintar la armadura, paso a completar otra gran pieza de la figura, consiguiendo así el contraste que buscaba entre un amarillo y un púrpura o morado. Voy probando diversas combinaciones de color, pero no consigo algo que me guste: el Púrpura liche (Cit) tiende demasiado hacia el rosa en cuanto empiezo a iluminar, y el Púrpura imperial (Cit) tampoco me convence. Al final decido crear un color propio, empezando con negro y añadiendo pequeñas cantidades de Azul básico (And) y Rojo napoleónico (And). Manteniendo la pintura muy aguada, voy iluminando, sirviéndome de guía para los puntos de luz las fotos que hice de la mini imprimada.

Hacia el final del proceso añado también un poco de Carne sonrosada (Rac), y con esto le doy un resaltado para crear las luces más extremas. Luego realizo una veladura con una mezcla de Púrpura liche (Cit) y Carne morena (Cit). Y, de nuevo, cuando digo «veladura» me refiero a un lavado controlado con la pintura muy diluida, para matizar los tonos. El resultado final, y el estado de la mini después de dos días de trabajo, es el siguiente:



No hay comentarios:

Publicar un comentario