Mekania no parecía desde la distancia una ciudad que pudiera competir con las grandes metrópolis de Lüreon. No contaba con la gloria histórica de Videços, ni convivían en ella tantas culturas como en Canalburgo; no poseía la monumentalidad de su vecina Antagis, y ni siquiera la ceñía muralla alguna. Para su defensa, los mecanienses confiaban en lo escarpado del promontorio sobre el que, en tiempos remotos, los primeros alanos habían decidido fundar Lôj Megäniya, el Cerro del Pino Negro.
Sonata de Mekania, novela en construcción

Jarad a caballo (Archaón mod): escudo y rostro

Tercera jornada con esta miniatura; un día escaso en cantidad de pintado, pero abundante en calidad (modestia aparte).

Pintadas las partes principales del jinete, paso al escudo, sobre el que había decidido pintar la figura de un lobo. No tengo muy claro si hacer una simple silueta, así que me pongo a buscar imágenes por la red. Encuentro la siguiente (aunque estaba al revés, yo le doy la vuelta porque me parecía más lógico que el lobo del escudo mirara hacia la parte delantera del personaje):


¿Ambicioso? Seguramente. En primer lugar, tras pintar de Azul exilio (P3) toda la superficie del escudo, dibujo la silueta del lobo con negro muy diluido. Luego paso a realizar líneas (con la pintura algo diluida) para imitar el pelaje, empezando con Gris de Fenris (Cit) en la parte inferior, Gris Lobos Espaciales (Cit) en la media y Azul glaciar (Rac) en la parte del cuello. Con blanco intento copiar la forma de la cabeza lo más fielmente posible, incluyendo los colmillos y el brillo de la trufa. Retoco todo con el mismo azul del fondo.


A continuación hago algunos lavados con los mismos colores con los que he hecho las líneas, desde la cara del lobo y hacia la parte inferior. Esto hace que parezca que hay mucho más pelaje debajo de las líneas. También aplico un lavado con Carne de siervo (Rac) en la zona del cuello. Retoco en negro diversas zonas, añado el pequeño punto de color del paladar en Rojo costra (Cit) e intento que los bigotes no queden demasiado mal. Hago una línea alrededor de la figura con Azul sagrado (Rac) muy diluido, «empujando» la pintura en dirección al lobo, y difumino sobre el fondo una mezcla muy aguada de negro y Azul exilio (P3) hacia los lados y la parte superior. De esta forma consigo crear una especie de aura. Finalmente decoro con algunas estrellas, hechas con Azul glaciar (Rac) y blanco.


Para acabar aplico un lavado de negro en la parte inferior y barnizo todo el escudo a pincel. Eso le dará una capa de protección, porque me da bastante pavor destrozarlo con mis dedacos. Además, me he dado cuenta de que el lobo, o mejor dicho el escudo completo, ha quedado bastante mal, porque conforme está situado la figura apunta hacia arriba, como si el lobo estuviera tumbado sobre su espalda. Así que al día siguiente lo despegaré y volveré a colocarlo convenientemente.


Por último, sólo me quedará pintar la parte superior con el mismo dorado de la armadura.


Pero antes de acabar el día también pinto el rostro. Doy la capa base con Carne oscura (And) e ilumino añadiendo poco a poco pequeñas cantidades de Hueso deslucido (Cit). Luego aplico unas sombras con Tinta púrpura (Cit) muy diluida. En cierta forma, los colores del rostro están en consonancia con la armadura. No estoy nada contento con los ojos, pero es que la figura no da para más. Perdón por lo borroso de esta última foto.


No hay comentarios:

Publicar un comentario