Mekania no parecía desde la distancia una ciudad que pudiera competir con las grandes metrópolis de Lüreon. No contaba con la gloria histórica de Videços, ni convivían en ella tantas culturas como en Canalburgo; no poseía la monumentalidad de su vecina Antagis, y ni siquiera la ceñía muralla alguna. Para su defensa, los mecanienses confiaban en lo escarpado del promontorio sobre el que, en tiempos remotos, los primeros alanos habían decidido fundar Lôj Megäniya, el Cerro del Pino Negro.
Sonata de Mekania, novela en construcción

La Comunidad del Anillo en 25 mm


Cuando les mostraba el resultado logrado con la miniatura de Aragorn y Hasufel, recordé que les debía una entrada con las dos versiones de los cuatro hobbits que fui pintando en paralelo algunas semanas atrás. Por otro lado, y sin que, en principio, tuviera relación, en la partida del pasado domingo hubo un par de comentarios sobre la dificultad de pintar miniaturas, y yo indiqué que era cuestión de tiempo y paciencia.

Siempre fui de los que les traía de cabeza la asignatura llamada "Plástica" (donde encontrabas cosas tan dispares como pintar un dibujito, hacer una figura con cartones o aprender a tocar la flauta). Y aunque tampoco puedo verme como un maestro en este arte de pintar figuritas, es bastante obvio que he ido mejorando y aprendiendo diversas técnicas (y aún sigo en ello).

Como muestra, hoy les traigo las miniaturas que conforman la caja La Comunidad del Anillo, para el juego que Games-Workshop creó basándose en las adaptaciones de las películas de El Señor de los Anillos. Fueron algunas de las primeras figuras de la línea (junto a unos orcos de Moria de plástico) y, aunque no me he puesto a buscar exactamente de cuándo son, tengo claro que hace ya más de una década.

Yo las he ido pintando a lo largo del tiempo, así que, como digo, sirven como muestra de la mejora de mi habilidad. Gandalf es de las primeras minis que completé (aunque para entonces había dejado algunas a medias, y al menos ya lograba controlar bastante el pincel). Aragorn, Boromir y Gimli se suceden a lo largo de un par de años. En ellas prima todavía el método de capa base - lavado de tinta - luces en degradados. Y luego viene el salto en el tiempo y en la técnica, porque Legolas y los hobbits fueron pintados hace cosa de un mes o dos. Después de la foto de conjunto les muestro otras versiones de los hobbits (correspondientes a la caja Disolución de la comunidad), donde el cambio principal es que ahora llevan la capa élfica. Están pintados al mismo tiempo que los anteriores, así que ni siquiera tuve de hacer nuevas mezclas de color.

Les dejo con las imágenes.
















No hay comentarios:

Publicar un comentario