Mekania no parecía desde la distancia una ciudad que pudiera competir con las grandes metrópolis de Lüreon. No contaba con la gloria histórica de Videços, ni convivían en ella tantas culturas como en Canalburgo; no poseía la monumentalidad de su vecina Antagis, y ni siquiera la ceñía muralla alguna. Para su defensa, los mecanienses confiaban en lo escarpado del promontorio sobre el que, en tiempos remotos, los primeros alanos habían decidido fundar Lôj Megäniya, el Cerro del Pino Negro.
Sonata de Mekania, novela en construcción

Golem de metal para 28 mm


A veces uno encuentra inspiración donde menos lo espera. Y en ocasiones un objeto concreto puede pasar a formar parte de una colección de miniaturas, incluso cuando ésa no fuera la función del mismo. Por supuesto, si el objeto en cuestión es un juguete, tiene muchas más posibilidades.

Así que cuando uno de mis jugadores habituales trajo un bolsón (abierto) de viejos juguetes, por si podía hacer algo con ellos, me quedé con una buena cantidad. La mayoría eran los típicos regalitos que se encuentran en un huevo Kinder. Algunos tal vez podrían funcionar como elementos de escenografía (tipo estatuas y demás), otros ni siquiera sé si llegaré a usarlos. Unos pocos, como el que hoy les traigo, me inspiraron enseguida un resultado concreto.

Como verán por el despiece, el juguetito representaba un robot, tipo Mazinger Z. El material es bastante malo si lo comparamos con el plástico de nuestras miniaturas habituales, y las rebabas se eliminan con mucha dificultad; la lima desbasta el material, dejando una superficie rugosa. Usé como peana una pieza que también venía en la bolsa. Lleva inscrito Danone, pero se me escapa si era algún tipo de juguete promocional o simplemente una tapa de plástico.



Tras la imprimación, le apliqué un pincel seco de Hojalata (Cit), bastante cargado, y luego uno más ligero de Bronce enano (Cit). Finalmente, uno aún más "seco" de Metalizado bólter (Cit).



Luego fui colocando en las zonas cercanas a algunas junturas (pecho, espalda, rodillas) pequeñas cantidades de Amarillo dorado (Cit), Fuego de Merin (Rack), Rojo fusión (Rack) y Rojo de Rackham (Rack). Todo ello muy aguado, descargando el pincel y, controlando con la punta, cada vez en menor área. Los ojos y el "cristal" de la espalda están pintados en blanco, sobre el que se ha situado una capa de la última mezcla aguada (Rojo Rackham).



La mini ya podría estar lista, pero llega el paso más entretenido y el que, para mí, hace que de verdad resalte el metal: envejecimiento y suciedad. Con Piel de parásitos (VGC), muy aguado, fui manchando en diversas junturas, simulando óxido y escapes de lubricante sucio. Con Verde antiguo (Rack), también aguado, realicé pequeños charquitos para representar el verdín propio de un material de bronce. Cómo es posible que el bicho éste tenga óxido y verdín al mismo tiempo y en las mismas piezas, no sé decirlo, pero queda muy bien.



Por último, me decidí a probar por primera vez un efecto de mármol, así que busqué «mármol rojo» en el buscador de imágenes de Google y traté de conseguir algo parecido usando Terracota (Cit), Carne oscura (Cit) y Marrón cuero (And), junto con blanco puro. Les dejo una última foto para que puedan comprobar que el golem en cuestión deberá estar por los cuatro metros de altura. Un enemigo difícil de derribar, que espero poder meter en nuestra próxima aventura rolera.


5 comentarios:

  1. Impresionante el efecto mármol! y me alegro que puedas darle nueva vida a mis viejos juguetes
    PD: la peana es un tazo

    ResponderEliminar
  2. !Ha quedado genial, estoy deseando luchar contra el!

    ResponderEliminar
  3. ¡Gracias, chicos!
    El domingo lo tendréis dando caña.

    ResponderEliminar
  4. Joer, cualquiera diria que empezó de plastico rojo. Una verdadera pasada :)

    ResponderEliminar
  5. Muy amable, amigo. La verdad es que no me llevó demasiado tiempo, pero es cierto que ha quedado muy efectista.

    ResponderEliminar