Mekania no parecía desde la distancia una ciudad que pudiera competir con las grandes metrópolis de Lüreon. No contaba con la gloria histórica de Videços, ni convivían en ella tantas culturas como en Canalburgo; no poseía la monumentalidad de su vecina Antagis, y ni siquiera la ceñía muralla alguna. Para su defensa, los mecanienses confiaban en lo escarpado del promontorio sobre el que, en tiempos remotos, los primeros alanos habían decidido fundar Lôj Megäniya, el Cerro del Pino Negro.
Sonata de Mekania, novela en construcción

Reseña: Peón del Caos

Peón del Caos es una recopilación de relatos sobre el Campeón Eterno, en diferentes manifestaciones. La selección corre a cuenta de Michael Moorcock, que añade a la misma un relato y un breve prólogo.

Nunca he sido amante de los libros donde varios autores reúnen sus plumas para tratar de una misma ambientación, y además conocía a muy pocos de la veintena que participan en esta recopilación (Gary Gygax y alguno más). Sin embargo, en este caso dos motivos me llevaron a adquirir el ejemplar: El primero, que cada autor escribía por su lado; no en el mundo de Moorcock, sino en diferentes universos (desde el Viejo Mundo de Warhammer hasta nuestra propia realidad). El segundo, que lo encontré por sólo 2 € en una pila de libros de un Carrefour.

Lástima, empero, que me haya sentido tan defraudado. Casi todos los relatos me resultaron aburridos y no les encontré chicha por parte alguna. Muchos se hacen largos porque se fundamentan en una sorpresa final, pero ésta se ve venir de lejos o no tiene nada que ver con lo que uno ha leído. En otros, los argumentos son pobres y mediocres, y ni siquiera pude encontrar algún punto brillante que destacara. Supongo que en los originales la calidad estilística será cuanto menos irregular, pero la traducción que ha llevado a cabo La Factoría de Ideas es bastante simplona, y llega al punto de mantener ciertos giros lingüísticos que quedan ciertamente feos.

En resumen, que el libro no vale ni en fondo ni en forma lo poco que pagué por él.

No hay comentarios:

Publicar un comentario