Mekania no parecía desde la distancia una ciudad que pudiera competir con las grandes metrópolis de Lüreon. No contaba con la gloria histórica de Videços, ni convivían en ella tantas culturas como en Canalburgo; no poseía la monumentalidad de su vecina Antagis, y ni siquiera la ceñía muralla alguna. Para su defensa, los mecanienses confiaban en lo escarpado del promontorio sobre el que, en tiempos remotos, los primeros alanos habían decidido fundar Lôj Megäniya, el Cerro del Pino Negro.
Sonata de Mekania, novela en construcción

Centauro en 28 mm: montaje / esculpido

Entre las piezas que constituyen mi caja de restos tenía un caballo del que ignoro su origen. Eran sólo las dos piezas que componen los caballos de plástico de Warhammer Fantasy, y aunque también tenía varias cabezas de caballo sobrantes, todas eran con barda, al contrario que la montura. Había pensado hacerle una barda en algún momento para poder aprovechar la mini, pero echándole un vistazo a algunos números viejos de la White Dwarf ('clásicos' quedaría mejor) vi las primeras miniaturas de los centauros del ejército de los Enanos del Caos. Parecen, realmente, como si hubiesen cortado a uno de esos enanos por la mitad y lo hubieran pegado a un caballo sin cabeza.

Y así, surgió la idea para esta mini.

La verdad es que más allá de rellenar algunos huecos y esculpir alguna que otra melena, mi experiencia con la masilla es más bien poca. Eso quiere decir que lo siguiente no se puede tomar como un 'tutorial', sino simplemente como los primeros pasos del que no tiene mucha idea de lo que está haciendo. Seguro que alguien con mejor mano para ello vea alguna barbaridad. He intentado suplir mis escasas dotes usando piezas o creándolas a partir de otros materiales que no fueran la masilla. Finalmente, estoy contento con el resultado final, y eso es lo importante.


Algunas de las piezas que utilicé, todas ellas sobrantes de otras minis.
El 'esqueleto' sobre el que empezaría en breve a meter masilla. Anclé bien uno de los cascos
del caballo a la pieza inferior, mientras que el resto, al ser de plástico, se soldó fácilmente.
La mitad de la barda esculpida. Aunque en la imagen no lo parezca,
me quedó bastante más gruesa de lo que yo hubiese deseado.
Los dos lados terminados, así como el pie de la mini ampliado. Aquí puede verse que intenté
darle algo de 'vuelo' a ambos lados, intentado reflejar el movimiento de descenso hacia un lado.
Me di cuenta de que la barda era poca protección, ya que yo deseaba algo más parecido a un catafracto.
Pero claro, no iba a ponerme a masillar toda una cota. Se me ocurrió entonces  usar la rejilla de un colador,
y la recorté para que me quedara más o menos aceptable. Es un material duro, pero puede moldearse levemente..
Luego fui tapando los bordes de la rejilla (quiero decir, de la cota) con más masilla. Eso quiere decir que el grosor de la barda ya tomaba un tamaño más que considerable. Espero poder 'maquillar' el resultado con la pintura.
Un gran salto en el proceso, hasta el resultado final. Corté un viejo vaso de peltre para crear las bandas
rígidas de la parte posterior, decorándolas con unas pequeñas piezas de la matriz de los altos elfos.
Unas cuantas cabezas le daban algo de agresividad al enmascarado centauro.
El escudo me sobró de una de las figuras de 54 mm, mientras que la lanza proviene de orígenes diversos.
A la cabeza, de un enano, le 'despeluché' la barba y le añadí unos cuernos. Lo peor de todo, el esculpido del torso.
Y la mini ya imprimada. Queda algo mejor, y espero poder tapar los defectos durante el proceso de pintado.
Aquí puede verse el esculpido de la larga melena, así como las piezas extra que le coloqué.
Creo que el conjunto no desentona en demasía.

6 comentarios:

  1. Siempre entiendo que lo que hace uno por afición, lo hace con gran mimo, pero siempre he creído que la profesionalidad, cuándo hay dinero de por medio, debería mejorarlo, ya que se hace para un cliente que tiene ciertos derechos y paga.

    Nunca dejarás de maravillarme con las minis. De momento, la miniatura, mola muchísimo más que cualquiera que pudiera sacar CoñasWorchop. Mucho más profesional, dónde va a parar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hombre, tampoco exageres. Me falta mejorar mucho el modelado de la masilla. Pero bueno, todo se andará...

      Eliminar
    2. A ver, no es ya por el modelado. Entiendo que hay ciertos elementos que "sólo" los has montado. Pero el sentido estético le pega mil vueltas.
      Comparando tu resultado final con el de los "Enanos del Caos", tengo claro cuál prefiero, mil veces. El que has montado tú usando una cierta variedad de materiales, es un guerrero creíble, que no hace un sombrero grande y pesado, que no lleva unas pintas raras, cuya alabarda no es de abordaje. Es un alabardero con escudo (escudo mucho más bonito que los originales) y que además, debajo de las placas de la barda lleva un hacha, por si las moscas.

      Los otros centauros enanos van poniendo caras. Un soldado de caballería, sólo pone una. Por mucho que sean Caos. Hasta las mayores hordas de la historia eran disciplinadas en comparación (y se supone que el caos es formidable, ya me dirás cómo lo consiguen).

      Por cierto, creo que el caballo que usas pertenece a un "Herreruelo" imperial, caballería ligera. Tengo algunos por casa (quiero usar uno combinándolo con la cabeza de un jabalí para crear algo similar a un garrapato).

      Eliminar
    3. Ah, vale. Pero claro, estamos haciendo la comparación con unas miniaturas muy viejas. Ahora han sacado unos centauros bien distintos, aunque por su cabeza cornuda parecen haber confundido la etimología de 'centauro', y han realizado algo que parece más un cruce de caballo y minotauro. En este enlace tienes una imagen: http://www.cargad.com/wp-content/uploads/2012/08/centauros_enanos_caos_fw.jpg
      Yo intentaba algo más clásico, ya que es para Lüreon.

      Eliminar
  2. Me parece cojonuda! Enhorabuena n.n

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, compañero. ¡Y gracias por comentar!

      Eliminar