Mekania no parecía desde la distancia una ciudad que pudiera competir con las grandes metrópolis de Lüreon. No contaba con la gloria histórica de Videços, ni convivían en ella tantas culturas como en Canalburgo; no poseía la monumentalidad de su vecina Antagis, y ni siquiera la ceñía muralla alguna. Para su defensa, los mecanienses confiaban en lo escarpado del promontorio sobre el que, en tiempos remotos, los primeros alanos habían decidido fundar Lôj Megäniya, el Cerro del Pino Negro.
Sonata de Mekania, novela en construcción

Reseña: El elfo oscuro

La morada, El exilio y El refugio forman la trilogía que explica el origen del más famoso de los héroes de Reinos Olvidados: Drizzt Do'Urden, el drow renegado.

Las novelas son obra de la pluma de Salvatore, autor de franquicias (Reinos y Star Wars) y de algunas sagas propias que, en sus poco más de cincuenta años ha escrito igual número de novelas. El estilo de Salvatore, extendido a muchos otros autores, es la suma de una trama sencilla, algunos momentos intercalados con viajes o exploración, y escenas de combate descritas de forma muy cinemática. Esto último es uno de los filones en que se basa su éxito, gracias al vigor que logra aportar a la trama, pero también puede convertirse en un error, porque una sucesión de luchas coreografiadas no hacen una buena historia por sí solas.

Mas centrémonos en la trilogía que nos ocupa. Se trata, como decía, de la historia inicial de Drizzt, y fue escrita como una precuela a la trilogía de El Valle del Viento Helado. Esta costumbre de explicar hasta el detalle los inicios de los héroes es típica de las sagas franquiciadas (en Dragonlance, verbigracia, las historias de los compañeros están escritas por autores diversos). El resultado, en este caso, es bastante aceptable.

La primera novela se centra en las diferencias entre la moral de Drizzt y la existente en la ciudad de Menzoberranzan. Diversas tareas hacen que el drow acabe escapando de su ciudad, refugiándose en los interminables túneles que componen la Antípoda Oscura. Allí transcurre el segundo tomo, mientras Drizzt trata de escapar de sus vengativos familiares. Finalmente, sale a la superficie, donde, ya en la tercera entrega de la serie, trata de hacerse un hueco.

Como última nota, añadiré que las dos primeras novelas pueden ser muy útiles para un DJ que esté preparando una campaña en la Infraoscuridad, o para los jugadores que se hallen inmersos en algo parecido, como una ayuda para ambientarse.

2 comentarios:

  1. A mi novio le encanta esta trilogía, a mí nunca me ha acabado de llamar la atención, pero creo que son unos libros que hay que leer si o si.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, los libros de Drizzt se han convertido ya en clásicos de la fantasía. Si bien es cierto que prefiero 'El Valle del Viento Helado' para conocerlo.
      ¡Y gracias por comentar!

      Eliminar