Mekania no parecía desde la distancia una ciudad que pudiera competir con las grandes metrópolis de Lüreon. No contaba con la gloria histórica de Videços, ni convivían en ella tantas culturas como en Canalburgo; no poseía la monumentalidad de su vecina Antagis, y ni siquiera la ceñía muralla alguna. Para su defensa, los mecanienses confiaban en lo escarpado del promontorio sobre el que, en tiempos remotos, los primeros alanos habían decidido fundar Lôj Megäniya, el Cerro del Pino Negro.
Sonata de Mekania, novela en construcción

El Viejo Mundo en Lüreon (I)


Como parte del viaje al norte protagonizado por las Garras del Fénix, decidí introducir una adaptación de la campaña El Enemigo Interior, para el juego Warhammer FRPG. Sabía que parte de las aventuras iniciales estaban ambientadas en el curso de un río, lo que me vendría de perlas para amenizar el trayecto entre Nimaerga y Lygra, durante el cual la caravana comercial que las Garras acompañan pasaría a estar conformada por barcazas.

Mientras buscaba información adicional sobre la campaña El Enemigo Interior (como los mapas de las aventuras, para modificarlos más fácilmente), descubrí un suplemento que no conocía, y que creo que no está traducido al castellano: The Restless Dead. Se trata de una suerte de volumen extra dentro de la campaña, que en su centenar de páginas incluye ocho escenarios nuevos que pueden incluirse en diferentes puntos de la trama (o formar una nueva por sí mismos) y además algunas reglas o notas acerca del sistema de juego (detalles sobre la experiencia y el combate, y nuevos conjuros).

Lo interesante de The Restless Dead es que los escenarios presentados no son simplemente un encuentro de combate más, sino pequeñas tramas secundarias, que pueden acabar en combate o en una buena escena de roleo según los casos. Cada escenario incluye notas para adaptarlo a la campaña de El Enemigo Interior o a la de The Restless Dead.


Yo, por mi parte, he adaptado los dos primeros escenarios para mi grupo, aunque reduje bastante la trama, para que sirvieran en un caso como simple diversión (en Night of Blood un grupo de delincuentes se hacen pasar por quien regenta una posada y por quienes allí se hospedan) y en el otro como introducción a cosas que se resolverían más adelante (en On the road un fantasma guía al grupo hasta su cadáver, que resulta casi un doble de uno de los personajes). En nuestra campaña particular, tengo pensado adaptar otros tres escenarios; pero ya hablaremos de ello en otro momento.

En Nimaerga, introduje parte de la trama de Sombras sobre Bögenhafen, el primero de los títulos que componen El Enemigo Interior. Intenté que las escenas que allí aparecen estuvieran relacionadas con la lucha entre aislacionistas e intervencionistas, ya que Nimaerga es una comunidad fronteriza con Lustal, pero creo que eso se quedó más bien en la sombra, y los jugadores no llegaron a descubrir todo el asunto, ya que estaban liados con lo que vimos en la entrada anterior sobre este mismo tema.

Acorté bastante el viaje de las Garras hacia Lygra, introduciendo sólo algunos elementos de Muerte en el Reik, la segunda entrega de la campaña. Encontré un problema que pensaba podría solventar más fácilmente; pero me equivocaba. Había supuesto que las tramas relacionadas con sectas malignas podrían ser adaptadas al conflicto entre aislacionistas e intervencionistas, que representarían a dos sectas rivales. Sin embargo, cuando me puse manos a la obra vi sólo dos opciones: o presentaba a los albos realizando actos que no son, en absoluto, propios de los albos de Lüreon, lo cual estaba descartado (algunos pueden ser «malvados», pero en general mantienen ciertas costumbres y creencias); o bien ignoraba gran parte de lo que aparece en Muerte en el Reik.

Así que para cuando el grupo llegó a Lygra yo había decidido dejar el resto de la campaña El Enemigo Interior para lugares un tanto más oscuros (como los túneles de Änsibar, la Ciudad del Zorro) y crear una aventura propia que incluyera las luchas políticas en la ciudad. Ya se lo mostraré otro día.


Post Scriptum

En muchas ocasiones, cuando hablo de «adaptar» una aventura, podrían pensar que realizo un arduo trabajo para cambiar localizaciones y nombres, y retocar todas las estadísticas de los posibles enemigos para nuestro sistema de juego. Nada más lejos de la realidad. Controlo bastante el Sistema del Dodecaedro, juego de mi propia cosecha, como para poder crear a vuelapluma los valores numéricos de un rival de los PJ, por lo que no tengo que diseñar los encuentros de combate. A veces incluyo entre mis notas para la partida alguna información al respecto, como por ejemplo si el grupo debe estar superado numéricamente o si hay algún objeto de importancia entre las pertenencias de ese PNJ. El resto, lo termino de crear justo antes del combate, de tal forma que pueda modificar el encuentro en función del estado del grupo (número de jugadores -y por tanto de PJ- a la mesa, heridas previas, cantidad de magia o recursos, etc) o las circunstancias de la partida (hora de tiempo real, motivación de los jugadores...). Es una forma de crear una «dificultad variable» que mantenga siempre una cierta intensidad.

En cuanto a las tramas y encuentros, lo que hago es leer la aventura e ir anotando posibles cambios (en una hoja aparte si es en papel, en una copia del archivo si es en pdf). Aquí elimino gran parte de los párrafos, quedándome con lo esencial. Luego realizo una segunda pasada, leyendo sólo lo seleccionado, y es cuando tomo algunas notas en mi libretita, que es lo único que tengo tras la pantalla durante la partida. Les dejo con un ejemplo, para que vean de lo que les hablo.


3 comentarios:

  1. Más allá de que las crónicas de partida me parezcan chulas (y hagan que me muera de envidia xD), son el tipo de entradas referentes a la adaptación de aventuras publicadas las que más me gusta leer en tu blog :) Tanto, que se me hacen escasas xD

    Dentro de que me encanta jugar con cierta libertad, me apasiona leer aventuras y jugar a pensar como las mejoraría o adaptaría a mi idea de mundo, campaña, aventura, ambientación... La verdad es que me acerco mucho a lo que tu haces, y me encantaría leer cosas más extensas y detalladas sobre el trabajo que te lleva...

    A ver si te animas y haces un serial de metodología o algo así! :P jeje

    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. XD Vaya, por cierto que me agrada leer eso. En próximas entradas a propósito de este tema, intentaré ser un poco más prolijo.

      Aunque para eso tal vez necesite anotar algunas cosas adicionales mientras preparo las partidas, porque generalmente estas entradas las hago de memoria, por lo que se me quedan muchas cosas en el tintero.

      ¡Nos leemos!

      Eliminar
    2. He preparado a conciencia la entrada que continúa a la presente: http://posadadelnarrador.blogspot.com/2014/06/la-restauracion-meigi-en-lureon.html
      Espero que pueda resultar más útil.

      Eliminar