Mekania no parecía desde la distancia una ciudad que pudiera competir con las grandes metrópolis de Lüreon. No contaba con la gloria histórica de Videços, ni convivían en ella tantas culturas como en Canalburgo; no poseía la monumentalidad de su vecina Antagis, y ni siquiera la ceñía muralla alguna. Para su defensa, los mecanienses confiaban en lo escarpado del promontorio sobre el que, en tiempos remotos, los primeros alanos habían decidido fundar Lôj Megäniya, el Cerro del Pino Negro.
Sonata de Mekania

Alatriste en 56 mm (III)

Pues esta vez sí que las siguientes imágenes representarán el momento actual del pintado (al menos, en el momento en que escribo esto). La miniatura está prácticamente acabada, a falta de realizar las sombras de la capa, retocar diversos fallos y, sobre todo, terminar el trabajo de la cara, que, como recordarán, quedó a falta de algunos toques de color y de algunas luces. Como siempre, lo primero es una imagen general desde la izquierda:

Como vi que la cara quedaba con bastantes sombras, realicé un plano más corto, donde podemos ver el trabajo de luces y sombras en la chaqueta (fíjense que está iluminado cada cuadrita del relieve), pero además algunos de los fallos que comenté antes (manchas de blanco en el cuello, el borde del sombrero con un color raro,...):

En esta otra imagen general pueden ver el trabajo que hace falta en la cara, y también el detalle del pañuelo terminado (y yo que pensaba que eran unas plumas cuando imprimé):

También se habrán dado cuenta de las botas, que, además de los pasos que comentábamos hace unos días, se han añadido sombras del color base (Marrón Vómito) con diferentes tintas (sobre todo, Tinta Marrón Avellana, Tinta Carne y Tinta Marrón), además de manchas con Tinta Verde y Tinta Azul. Luego, al ver que el resultado era demasiado amarillento, realicé un vitrificado con la misma gama de las tintas marrones, desde la parte superior a la inferior. Sigue quedando bastante más claras que en la portada del libro que tomo como referencia, pero considero que el conjunto queda espectacular.

También se habrán dado cuenta de la pistola; realizada con una mezcla de Hojalata y Boltgun, luces con Plateado Mithril y manchados de Tinta Marrón, Tinta Azul y Tinta Negra junto al cañón.

Con la misma técnica se pintó la empuñadura de la espada larga, aunque para los filos se usó una base de Azul acerado (Rackham) y Cota de Malla, con un resaltado de este último y un poco de Tinta Azul. En la siguiente imagen pueden ver también el trabajo en la parte inferior del sombrero (como ven, los dos tonos de azul se van fundiendo sin una frontera clara entre ellos):

Y aquí, las luces y sombras de su parte superior, que, como corresponde a una zona luminosa, están más forzadas.

Por último, otra imagen del sombrero, donde también podemos ver las luces en la capa, realizada con Rojo Rackham (Rackham, claro) y luces de Rojo Napoleónico (Andrea) y Marrón Vómito (Citadel). La idea es buscar un tono anaranjado que coincida con el de la portada.

2 comentarios:

  1. Juer que bien te sale, ojala yo hubiese tenido tal arte xDD

    ResponderEliminar
  2. Gracias, Rob... pero total es cuestión de ponerse y pasarse horas con el pincel en la mano. Si a mí, que era un torpón integral en plástica, me salen así, cualquiera puede hacerlo.

    ResponderEliminar