Mekania no parecía desde la distancia una ciudad que pudiera competir con las grandes metrópolis de Lüreon. No contaba con la gloria histórica de Videços, ni convivían en ella tantas culturas como en Canalburgo; no poseía la monumentalidad de su vecina Antagis, y ni siquiera la ceñía muralla alguna. Para su defensa, los mecanienses confiaban en lo escarpado del promontorio sobre el que, en tiempos remotos, los primeros alanos habían decidido fundar Lôj Megäniya, el Cerro del Pino Negro.
Sonata de Mekania, novela en construcción

La Fortaleza del Cuervo

El pasado domingo nuestro grupo de juego se reunió una vez más para disfrutar de un día de frío, lluvia y rol. Esta iba a ser nuestra última partida antes de que termine mis exámenes (segunda semana de febrero), así que todos acudíamos ansiosos por jugar.
Sin embargo, tardamos bastante en comenzar, a pesar de quedar pronto como es habitual en nosotros, y cuando el cielo oscurecía y di por finalizada la sesión, únicamente habíamos llevado a cabo tres encuentros de combate. Eso sí, fueron los más intensos e importantes de toda la aventura (los PJs tomaron una ruta que les llevó casi directamente hacia el líder de los ogros), y los Cayados de Levante lograron triunfar una vez más, ayudando a los Dragones Negros a liberar la Fortaleza del Cuervo.
Todavía quedan un par de cosillas por hacer, pero prácticamente hemos acabado el tercer episodio (para nosotros, el primero) de Rise of the Runelords: Hook Mountain Massacre. Prácticamente no he tenido que trabajar en la adaptación, pues Pathfinder nos trae de nuevo una sensacional aventura, pero aquí expongo algunos de los cambios.
- Tanto los sucesos como las localizaciones fueron jugados tal cual.
- La región de Varisia se transformó en Zalisdonia, y las diferentes poblaciones que aparecen en el módulo (todas en zonas al límite de la civilización) se han concentrado en la colonia de Trasutür, el enclave que une el imperio zalí con las Tierras Arrasadas.
- La organización de los Black Arrows (Flechas Negras) fue cambiada por la de los Dragones Negros, ya que era el clan del Dragón quien protegía la frontera zalí en siglos anteriores.
- La zona alrededor de la Hook Mountain quedó sin nombre, pero básicamente se mantuvo la distribución geográfica. Los ogros y semiogros, así como los PNJs quedaron también sin cambios. Lo único que hice fue añadir, aprovechando que el grupo tenía que retornar a Trasutür, unos cuantos aldeanos que ayudaran también en el asalto. Esto permitió dividir las tropas en tres grupos, con el aliciente estratégico que conllevaba.

No hay comentarios:

Publicar un comentario