Mekania no parecía desde la distancia una ciudad que pudiera competir con las grandes metrópolis de Lüreon. No contaba con la gloria histórica de Videços, ni convivían en ella tantas culturas como en Canalburgo; no poseía la monumentalidad de su vecina Antagis, y ni siquiera la ceñía muralla alguna. Para su defensa, los mecanienses confiaban en lo escarpado del promontorio sobre el que, en tiempos remotos, los primeros alanos habían decidido fundar Lôj Megäniya, el Cerro del Pino Negro.
Sonata de Mekania

Unas imágenes rápidas: Alatriste en 56 mm (II) y Vilem en 28 mm

El trabajo con la figura de Alatriste va a buen ritmo, y de hecho, como me pasa habitualmente, las fotos en realidad están bastante desfasadas. Para cuando tomé estas instantáneas, lo único que había hecho (además de algunos retoques y de pintar la espada de negro) son las botas, y únicamente capa base + luces:
Para las botas, decía, usé una combinación muy poco habitual en mí, pero que, vistos los resultados, seguiré usando. La 'revelación' me llegó gracias a haber realizado una auto-guía de las distintas gamas de colores (es decir, en unas cartulinas pinté pequeños recuadros con los diferentes colores, colocándolos en una escala que viera con claridad). Para la base de las botas usé Marrón Vómito, con primeras luces de la misma + Carne Bronceada (aprox. 2:1), segundas luces con más de la segunda (aprox. 1:1), terceras luces con lo anterior más Carne élfica (aprox. 2:2:1). Y este es el resultado de momento:

Por otra parte, ahora en 28 mm, puedo decir que ya he completado la mitad de los efectivos de las Garras del Fénix, gracias en parte a la facilidad de la mini de Vilem, con gran cantidad de pigmento negro:
Aquí tienen las miniaturas que están pintadas de momento:

No hay comentarios:

Publicar un comentario