Mekania no parecía desde la distancia una ciudad que pudiera competir con las grandes metrópolis de Lüreon. No contaba con la gloria histórica de Videços, ni convivían en ella tantas culturas como en Canalburgo; no poseía la monumentalidad de su vecina Antagis, y ni siquiera la ceñía muralla alguna. Para su defensa, los mecanienses confiaban en lo escarpado del promontorio sobre el que, en tiempos remotos, los primeros alanos habían decidido fundar Lôj Megäniya, el Cerro del Pino Negro.
Sonata de Mekania

Ya ha comenzado el Año del Pionero

Tal vez ya no recuerden aquella entrada en que les hablaba de las adaptaciones que realizo habitualmente para mi doble campaña de Las Garras del Fénix / Los Cayados de Levante. Y tal vez no sepan que para mí el año compienza en Septiembre (es decir, que yo considero cursos lectivos), entre otras razones porque en ese mes de hace cinco años fue cuando comenzó la andadura de nuestro grupo de juego.
La idea en aquella entrada que les decía es que el Estío de la Lanza de Dragón (es decir, el verano que nos pasamos con aventuras basadas en módulos publicados para Dragonlance) tendría que haber sido sustituído por el Otoño del Pionero (período en el que usaría los módulos de Pathfinder). El caso es que, en primer lugar, nos hemos retrasado en las partidas; y, en segundo, después de la del 13 de este mes no volveremos a jugar hasta mediados de Febrero (un poco más, y nos comemos también el invierno); por último, pero no menos importante, está el hecho de que los de Pathfinder son un buen montón de módulos, y todos con mucho jugo (por lo que ocuparemos bastante tiempo con ellos). Resumiendo, que en lugar de un otoño, nos tiraremos el año entero (o más) con este tema.
De momento, hemos empezado con un adventure path (es decir, una campaña que, si usáramos D&D o derivados, nos llevaría desde el nivel 1 hasta el 20). En concreto se trata de Rise of the Runelords (El alzamiento de los Señores de las Runas), adaptada para los Cayados de Levante, aunque saltándonos las dos primeras aventuras (una era demasiado típica: unos trasnos asaltando un pueblo; y para la otra no era el momento: seguir las pistas de unos asesinatos). Mientras tanto, las Garras del Fénix, que andan un pelín más atrasadas, se contentan con otro adventure path aparecido tiempo ha en la revista Dungeon, más concretamente, Age of Worms (sí, Era de los Gusanos).

No hay comentarios:

Publicar un comentario