Mekania no parecía desde la distancia una ciudad que pudiera competir con las grandes metrópolis de Lüreon. No contaba con la gloria histórica de Videços, ni convivían en ella tantas culturas como en Canalburgo; no poseía la monumentalidad de su vecina Antagis, y ni siquiera la ceñía muralla alguna. Para su defensa, los mecanienses confiaban en lo escarpado del promontorio sobre el que, en tiempos remotos, los primeros alanos habían decidido fundar Lôj Megäniya, el Cerro del Pino Negro.
Sonata de Mekania

La arpía azul

Desde que comencé a publicar las fotos del proceso de pintado de Alatriste, y ver los buenos resultados que estoy consiguiendo con la cámara, tenía ganas de mostrarles esta figura. La pedí hace ya tiempo, por supuesto, a mi tienda habitual de e-minis; es una figura de la marca Andrea (en su línea 'Chicas'), que lleva por nombre simplemente 'Arpía (80 mm)'. Gracias a esta foto me interesé por ella:

Naturalmente, para montarla, aunque no realicé ninguna personalización, sí dejé mi propio sello: eliminación de los cuernecitos, limado de las marcas que los pezones dejaban en las tiras de cuero, re-posicionamiento de las manos; y seguro que alguna otra cosilla:

Por supuesto, lo más llamativo es el pintado. Para la piel, traté de crear un tono bastante claro, realicé las luces convenientes, y luego, para las sombras, comencé a darle un tono azulado. En ciertas zonas (bajo los pechos, en las manos, los muslos y la frente) el tono levemente azulado daba paso a manchas muy fuertes de azul, como para hacer olvidar el aspecto terreno de la arpía. Luego, con un tono más claro, hice algunas líneas en diferentes partes del cuerpo, simulando venas bajo la blanca piel:

Como pueden ver, los cueros están muy poco tratados, únicamente el tono base y alguna luz individual, pero todo en tonos oscuros que no destacaran sobre el color del terreno. Para el taparrabos me lo curré un poquito más, empezando en un rojo oscuro y sombreando hacia un azul purpúreo:

Así, este simple pedazo de tela sirve de nexo entre la parte superior de la mini (principalmente azul) y las botas de su parte inferior (de marrón rojizo). Para realizarlas, se le dio un tono cercano al Marrón bestial, y luego se iluminó con un poco de naranja y se sombreó mezclando azul. La manchita es otro sello personal: tras imprimar, me di cuenta que una protuberancia delgada se había escapado al proceso de limado, y se me ocurrió la idea de pintar una especie de mancha de nacimiento.

El otro gran elemento de la figura, las alas, simplemente se deben a sucesivos pinceles secos sobre el tono azul oscuro:

Como ven, el pelo rubio destaca sobre el resto, dirigiendo la mirada hacia la parte superior de la figura. Creo que fue un acierto lo de los ojos (el color y el "maquillaje"); me doy cuenta que tal vez debiera también haberle pintado los morritos:

Al final, el resultado fue ampliamente satisfactorio, y, aunque no goza de la pulcritud de otros trabajos posteriores, es de las pocas minis que tengo acabadas en esta escala:

1 comentario:

  1. Pues ha quedado bien, aunque como bien dices, los labios habría que pintarlos, quedaria muy zorrona jijijiji.

    ResponderEliminar